EEUU: Reguladores relajan restricciones de píldora de aborto

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) eliminó el jueves una importante restricción sobre las píldoras abortivas, el requisito de que el me...

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) eliminó el jueves una importante restricción sobre las píldoras abortivas, el requisito de que el medicamento sea recogido en persona.

A partir de ahora, millones de mujeres estadounidenses podrán conseguir una receta mediante una consulta por internet y recibir las píldoras por correo. Funcionarios de la FDA dijeron que una revisión científica respaldó ampliar el acceso, incluyendo que ya no se limite su distribución a un reducido número de clínicas de especialidades y consultorios médicos.

Sin embargo, quienes las prescriban aún deberán someterse a un proceso de certificación y capacitación. Además, la agencia señaló que las farmacias distribuidoras tendrán que estar certificadas.

La decisión supone el giro más reciente en la polarizada batalla legal en torno a los medicamentos abortivos que se ha intensificado en medio de las alteraciones causadas por la pandemia de COVID-19. Con seguridad suscitará impugnaciones judiciales y más restricciones en los estados bajo control republicano.

Este año la FDA dejó de aplicar el requisito de que las píldoras fueran recogidas en persona debido a la pandemia. De acuerdo con la decisión del jueves, la agencia eliminó de manera permanente la disposición, a la que se oponían varias sociedades médicas desde hace tiempo, entre ellas la Asociación Médica de Estados Unidos, porque, en su opinión las restricciones no ofrecían un beneficio claro a las pacientes.

La revisión científica más reciente de la FDA deriva de una demanda presentada en 2017 por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), que alegó que las restricciones de la agencia bloquean o retrasan la atención médica, en especial a personas de bajos ingresos y de comunidades rurales.

La ACLU elogió la eliminación de los requisitos más estrictos pero señaló que las autoridades reguladoras debieron ir más allá y permitir su prescripción de parte de cualquier médico y ampliar su distribución. Los opositores al aborto dijeron que la decisión de la FDA podría resultar en más efectos secundarios relacionados con el medicamento y más complicaciones para las mujeres.

Los médicos que prescriban el fármaco, mifepristona, tendrán que certificar que pueden brindar atención de emergencia para enfrentar posibles efectos adversos, entre ellos una fuerte hemorragia, dijeron el jueves autoridades de la FDA.

El cambio implica que un número mayor de doctores podrá prescribir el medicamento y las personas interesadas podrán solicitarlo en muchas más farmacias, incluso mediante servicios de venta por internet y correo electrónico.

El resultado variará según el estado. Más de una docena de estados bajo control republicano han aprobado medidas que restringen el acceso a las píldoras e incluso prohíben la entrega por correo.

El aumento del uso de las píldoras abortivas adquiridas por correo podría suponer un dilema para el movimiento contra el aborto, dado que sus líderes dicen de manera habitual que no están a favor de criminalizar las acciones de las mujeres que buscan interrumpir su embarazo y porque las entregas por correo pueden ser un objetivo difícil para los fiscales.

___

El periodista de The Associated Press, David Crary, en Nueva York, contribuyó a este despacho.

___

El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe aopyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Huges. La AP es la única responsable del contenido.