Una testigo dice que Maxwell nunca tuvo conducta inapropiada

Una exasistente del financista Jeffrey Epstein testificó el jueves en el juicio a Ghislaine Maxwell por abuso sexual, afirmando que en sus seis años de trabajar con ella jamás la vio cometer conduc...

Una exasistente del financista Jeffrey Epstein testificó el jueves en el juicio a Ghislaine Maxwell por abuso sexual, afirmando que en sus seis años de trabajar con ella jamás la vio cometer conductas inapropiadas.

Nunca, respondió Cimberly Espinosa cuando se le preguntó si alguna vez vio a Maxwell o Epstein involucrados en conducta inapropiada.

Espinosa añadió que vio a una de las denunciantes ”quien ha sido identificada solamente como Jane para proteger su privacidad”visitando varias veces la oficina de Epstein en la Avenida Madison de la ciudad de Nueva York, en la década de 1990.

Según la testigo, la madre de Jane le decía a los empleados que Jane era la ahijada de Epstein. Debido a eso, dijo Espinosa, Jane era tratada con mucho respeto. Las interacciones entre Jane y Epstein, agregó, sugerían que se trataba de una relación amorosa.

Durante la audiencia en un tribunal federal de Manhattan, Espinosa declaró que ayudó a Maxwell a administrar las múltiples propiedades de Epstein entre los años 1996 y 2002. Yo la admiraba mucho, añadió.

La defensa empezó a ofrecer sus argumentos luego de que cuatro mujeres, entre ellas Jane, declararon que cuando eran adolescentes cayeron víctimas de una trama de abuso sexual ideada por Maxwell y Epstein. Los abogados de Maxwell se preparan para argumentar que ella no fue culpable.

La fase acusatoria del juicio tardó apenas dos semanas y al parecer la fase de la defensa no durará más de dos días. Ambas partes redujeron sus listas de testigos sin revelar la razón, con lo que el juicio terminará mucho antes del cálculo inicial de seis semanas.

Los argumentos de la defensa han desatado conjeturas de que la propia Maxwell subirá al estrado, una táctica arriesgada que casi nunca se emplea. De cualquier manera, la jueza Alison Nathan tiene que recibir la confirmación directamente de Maxwell antes de que la defensa concluya sus argumentos.

Maxwell, de 59 años, se ha declarado inocente de acusaciones de que ayudaba a Epstein a conseguir y a adiestrar a jovencitas para que Epstein pueda abusar sexualmente de ellas con el pretexto de recibir masajes.

Maxwell fue una vez novia de Epstein, antes de convertirse en su empleada. Según las denunciantes, Maxwell y Epstein abusaron de ellas entre 1994 y 2004 en las propiedades de Epstein en Palm Beach, Florida; en Manhattan y en Santa Fe, Nuevo México.

La defensa insiste en que Maxwell está siendo usada como chivo expiatorio por los supuestos delitos sexuales de Epstein, quien se suicidó estando en la cárcel en 2019.