Ola de COVID en Gran Bretaña, advertencia sobre ómicron

La ola de contagios de coronavirus en Gran Bretaña impulsada en parte por la nueva variante ómicron provocó el jueves una onda expansiva en el resto de Europa y alimentó los conocidos temores de q...

La ola de contagios de coronavirus en Gran Bretaña impulsada en parte por la nueva variante ómicron provocó el jueves una onda expansiva en el resto de Europa y alimentó los conocidos temores de que el aumento de las restricciones trastornará los planes para las vacaciones de fin de año.

Es mucho lo que se desconoce sobre la ómicron, pero las autoridades advierten que en todo caso parece ser mucho más trasmisible que la delta, que ya amenazaba con agotar los recursos en hospitales desde Estados Unidos hasta Holanda. Ante tantas preguntas sin respuesta, reina la incertidumbre acerca de la conveniencia y la severidad de las restricciones sobre todo tipo de cosas, desde los viajes hasta las reuniones navideñas.

El miércoles, Reino Unido registró la mayor cantidad de casos nuevos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia y Francia respondió ajustando las reglas de ingreso a los pasajeros provenientes de las islas británicas.

En Inglaterra, la principal autoridad médica exhortó a la gente a limitar los encuentros, aunque hay mucho debate acerca de lo que conviene cancelar. En Estados Unidos, la Casa Blanca insistió que la cuarentena era innecesaria a pesar de las señales de que la ómicron está ganando terreno.

Más de 75 países han confirmado casos de la nueva variante. En Gran Bretaña, los casos de ómicron se duplican cada dos a tres días y se pronostica que próximamente desplazará a la delta como la variante dominante en el país. Las autoridades de la Unión Europea pronostican que la ómicron será la mutación dominante en el bloque de 27 naciones para mediados de enero.

Además de señales de que es más contagiosa, los datos iniciales indican que la ómicron puede ser más leve, pero más capaz de evadir las vacunas existentes. Los expertos llaman a la cautela al sacar conclusiones sobre su benignidad porque la hospitalización suele producirse semanas después del contagio y muchas variables contribuyen a la gravedad de la enfermedad en cada paciente.

Mandatarios de la UE reunidos el jueves en una cumbre en Bruselas trataban de equilibrar las medidas frente a la nueva ola de contagios y mantener las fronteras abiertas.