Entrevista AP: Colman y Buckley, sobre compartir a Lea

No es frecuente que dos actores hagan el mismo papel a la perfección en una misma película. Pero en The Lost Daughter (La niña perdida) de Maggie Gyllenhaal, Olivia Colman y Jessie Buckley interpre...

No es frecuente que dos actores hagan el mismo papel a la perfección en una misma película. Pero en The Lost Daughter (La niña perdida) de Maggie Gyllenhaal, Olivia Colman y Jessie Buckley interpretan a una mujer en capítulos muy diferentes de su vida con una rara armonía.

The Lost Daughter, el notable debut como de Gyllenhaal como directora, es una adaptación de una novela de 2006 de Elena Ferrante. Colman interpreta a Leda, una académica británica de 48 años de vacaciones en Grecia, donde una familia numerosa y grosera interrumpe la tranquilidad de sus vacaciones. Sin embargo, Leda está intrigada por una madre joven y luchadora, interpretada por Dakota Johnson. Sus interacciones alimentan los recuerdos de Leda de sus primeros años como madre, una época en la que su carrera también estaba despegando. En flashbacks intercalados, Buckley interpreta a la Leda más joven.

Colman y Buckley no se parecen mucho, pero sus interpretaciones de Leda son convincentemente sinérgicas. Cada actuación profundiza la otra, creando un estudio de personajes dividido pero holístico: dos actrices, un Leda. En los elogios generalizados que ha recibido la película, que se estrena en cines el viernes y el 31 de diciembre en Netflix, Colman y Buckley han sido reconocidas regularmente por grupos que otorgan premios.

Colman, de 47 años, galardonada con un Oscar por The Favourite ("La favorita") y de un Emmy por The Crown, y Buckley, actriz irlandesa de 31 y estrella revelación de Wild Rose de 2019, comparten mucho más que a Leda, como las ganas de reír y la afición por el karaoke. Durante un descanso de los ensayos de Buckley para Cabaret en el West End, ambas reflexionaron sobre compartir uno de los papeles más conmovedores del año en una reciente videollamada desde Londres.

AP: ¿Se conocieron antes de The Lost Daughter?

Buckley: Hicimos karaoke juntas. Esa fue básicamente toda nuestra investigación.

Colman: Aprendí rápidamente a no tratar de competir con el canto de Jessie.

AP: ¿Cuáles eran tus canciones?

Buckley: Bohemian Rhapsody.

Colman: Un poco de Adele. Eso fue un reto.

Buckley: Gracias a Dios que lanzó un nuevo álbum. Esto es todo lo que puedo decir.

Colman: Es gracioso porque es verdad.

AP: Olivia, sugeriste a Jessie para este papel. ¿Qué te hizo pensar en ella?

Buckley: Todo es culpa tuya.

Colman: Cuando conocí a Maggie, dije: ¿Y a quién más tienes?. Ella dijo: No tengo a nadie. ¿Qué opinas?. Dije: "¿Conoces a Jessie Buckley?. No la conocía, pero fue y vio Wild Rose, que acababa de salir. Siempre pienso en Jessie Buckley. Me emociono yo sola.

Buckley: Debería hacer karaoke con más frecuencia. Esa es la manera de entrar.

Colman: Encuentro a Jessie la actriz más increíble. Amo mirarla. Creo que es exquisita en sus elecciones y tiene un gusto impecable.

Buckley: Soy la mejor.

Colman: Nos vimos durante una semana y nos divertimos mucho.

Buckley: Somos muy buenas para divertirnos. Profesionales.

AP: ¿Cómo lograron eso, si no comparten ninguna escena juntas?

Colman: Jessie y (Jack Farthing, que interpreta al marido de Leda) y las chicas tuvieron su propio tipo de película durante los primeros 10 días. Pero coincidimos, y creo que te quedaste un poco más después de terminar.

Buckley: Sí, básicamente yo era como la mamá que no había salido por unos 10 años. Así que cuando llegaron, pensé: "¡Ahhh!.

AP: ¿Llegaron a hablar sobre su enfoque?

Colman: Tuvimos una llamada telefónica en la que dijimos: "¿Qué acento deberíamos hacer?. OK.

AP: ¿Eso fue todo?

Colman: Bueno, Maggie no quiere subestimar al público. Está claro que son Jessie y Olivia. Somos personas diferentes y estamos interpretando a la misma mujer. Pero es una mujer en diferentes etapas de su vida. Uno cambia un poco. Cuando lo vi pensé que tuvimos la misma respuesta al guion. Y Jessie no me confunde con una cojera secreta.

AP: The Lost Daughter muestra un lado complicado e incierto de la maternidad que rara vez se ve en las películas. Leda tiene ambiciones y deseos que no encajan en los retratos convencionales.

Buckley: Eso es lo que me encantó. ¿Por qué no ha aparecido antes en la pantalla? Para mí, eso es lo que más amaba de mi propia madre y mis hermanas y de todas las mujeres maravillosas de mi vida. Es como el potencial de todas ellas fuera de lo que proyectamos sobre ellas. Leer el guion fue como dar un gran suspiro de alivio. Mi propia madre vino a verla en el Festival de Cine de Londres y suspiró profundamente. Se sintió como si fuera parte de una comunidad por primera vez, como, "¡Oh, gracias a Dios, tú también!. Se estaba conduciendo de una manera diferente esa noche.

AP: Olivia, has hablado de cómo difiere tu propia experiencia de la maternidad.

Colman: Tuve una situación diferente a la de Leda. Fui vista y apoyada. Fui compañera de crianza con mi esposo. Muchas de esas frustraciones no existían. Yo también necesito ser yo, porque era una actriz. Entonces esa es una gran diferencia. Además, no siempre es necesario basarse en algo. Estamos en el negocio de la imaginación. Jessie no tiene hijos, pero Jessie interpreta ese papel maravillosamente. Dakota no tiene hijos. Recientemente interpreté a una asesina (en la miniserie de HBO Landscapers). No he matado a nadie.

AP: ¿Alguna vio las escenas de la otra para calibrar su propia actuación?

Olivia: Cuando recién llegamos a Grecia, pensé que tal vez podría ver un par de escenas con el permiso de Jessie. Estaba a punto de darle play y dije: Oh, eso está mal.

Jessie: Eso es solo porque mi trasero fue la primera toma que viste.

Olivia: No sentí que fuera justo hacer eso. Simplemente pensé: ¿Por qué no confiamos la una en la otra? La primera vez que la vi fue en Venecia y fue tu actuación lo que me hizo decir Oh. Verte, eso fue asombroso.

AP: Jessie, ¿qué pensaste cuando viste la actuación de Olivia?

Buckley: Creo que Olivia Colman tiene un potencial enorme. Creo que tiene una gran carrera por delante. Vería a Olivia pintar una pared, de verdad.

Colman: Una vez pinté una pared cuando estaba muy embarazada. Dicen que una nunca debe elegir colores de pintura cuando está embarazada. Yo tenía 9 meses de embarazo cuando dije: "¡Esta habitación tiene que ser amarilla!. Conseguí una escalera de mano y no podía quitar las cortinas, así que me fui así (hace mímica pintando como al azar). Cuando nos mudamos, fue vergonzoso entregar la casa así a otra persona.

Buckley: Lo mantendrán durante años. Dirán: Olivia Colman pintó eso. Se convertirá en una atracción por un chelín. ¡Tan abstracto!

AP: Ambas son personas naturalmente chistosas que, sin embargo, se sienten atraídas por material espinoso y a menudo oscuro como actrices. ¿Se sienten tan atraídas al drama como a la comedia?

Colman: Lo mío es la comedia negra. Me encanta. Es todo el espectro humano. Todos somos un poco de todo. Encuentro que un drama sin risas en absoluto tal vez no sea tan contundente. Uno se abre para poder reír un poco. Es: me atrapaste cuando no me estaba protegiendo. En los momentos más oscuros, profundos y tristes, reír es una liberación.

Buckley: (Risas).

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.