Salario mínimo en Colombia aumenta 10% para el 2022

El gobierno colombiano, los gremios y los sindicatos llegaron el martes a un acuerdo para aumentar el salario mínimo de los trabajadores en un 10,07% para el 2022 llegando al millón de pesos, unos 2...

El gobierno colombiano, los gremios y los sindicatos llegaron el martes a un acuerdo para aumentar el salario mínimo de los trabajadores en un 10,07% para el 2022 llegando al millón de pesos, unos 256 dólares.

Quiero expresar mi regocijo porque hoy se está haciendo historia en Colombia. Hoy se ha logrado el aumento real del salario mínimo más importante en casi 50 años, y el aumento nominal más importante de este siglo, anunció el presidente Iván Duque en una declaración oficial.

El acuerdo también contempla un aumento del 10,07% para el auxilio de transporte, por lo que el salario total será de 1.117.172 pesos (286 dólares).

De la población ocupada en Colombia, más de 20 millones de personas, el 46% ganó menos de un salario mínimo entre enero y septiembre de 2021, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

El aumento del salario se dio por una decisión unánime de la mesa de concertación salarial luego de varias reuniones.

El presidente del sindicato de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, dijo a The Associated Press que desde hace dos años estaban solicitando aumentar el salario mínimo hasta el millón de pesos. Entonces el gobierno actúa con retraso, dijo.

Maltés aseguró que acordaron presentar proyectos de ley apoyados por el gobierno para beneficiar a los pensionados y nombrar una comisión para monitorear el precio de los servicios, los alimentos y la gasolina, para evitar que crezcan por encima de la inflación.

También resaltó que el aumento del salario mínimo se da cuando el gobierno está presionado por el estallido social, en referencia a las manifestaciones sociales multitudinarias que iniciaron en abril de este año y se prolongaron por tres meses en contra de las reformas del gobierno, la inequidad y el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía.