Ecuador: posiciones divididas ante aumento de salario básico

Los empresarios ecuatorianos criticaron el martes la suba de 25 dólares del salario básico, de 400 dólares, dispuesta por el gobierno, mientras los analistas advirtieron sobre sus consecuencias en ...

Los empresarios ecuatorianos criticaron el martes la suba de 25 dólares del salario básico, de 400 dólares, dispuesta por el gobierno, mientras los analistas advirtieron sobre sus consecuencias en una economía en crisis.

El presidente de la Federación de Cámaras de Industrias, Pablo Zambrano, dijo a la red de televisión Teleamazonas que es fundamental preguntar qué va a pasar con los micro y pequeños empresarios, con el sector exportador, agrícola, industrial, de la construcción, comercial y otros sectores, que sin lugar a dudas se van a ver afectados por una medida como ésta, donde no se podrá contratar más empleados.

Aseguró que los salarios tienen que fijarse de acuerdo con la productividad y la productividad lamentablemente ha disminuido y añadió que si se fijan los salarios de manera política y no técnica quien más va a sufrir precisamente es aquella persona que no tiene un empleo.

El presidente Guillermo Lasso, en una entrevista difundida desde el palacio de Gobierno, reconoció que ésta es una decisión que implica un gran esfuerzo por parte del sector empresarial, pero es un beneficio justo que le corresponde al sector de los trabajadores.

Creo que una vez que la economía se va normalizando, se espera un crecimiento económico este año de 3,5%, es justo que la clase trabajadora reciba parte de esos beneficios a través de un incremento salarial, añadió.

Durante la campaña electoral de inicios de este año el mandatario había prometido llevar el salario básico de 400 dólares mensuales a 500 dólares durante sus cuatro años de gestión.

La decisión se produce pese a que el año pasado la economía ecuatoriana, que ya venía arrastrando problemas y una recurrente falta de liquidez, retrocedió 7,8% principalmente a causa de la pandemia, que paralizó el 70% del aparato productivo porque casi toda la población fue recluida durante semanas en sus domicilios para evitar los contagios.

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, defendió la medida aduciendo que los trabajadores requieren tener una mayor capacidad de consumo y de compra y la única forma es a través de esta medida que ha adoptado el gobierno y dijo que en los últimos año no ha habido un aumento importante.

El nuevo salario, que entrará en vigor en enero, en la práctica beneficiará a alrededor de un millón de trabajadores de un total de ocho millones que se encuentran en la población económicamente activa.

El analista económico Juan Pablo Jaramillo aseveró que los impactos negativos de esta suba salarial "podrían estar asociados al hecho de que se vuelve más difícil la generación de empleo formal".

En Ecuador los salarios del nuevo año se fijan a partir de negociaciones entre los representantes de empresarios y de los trabajadores, pero en caso de no llegar a un acuerdo el gobierno tiene la potestad de fijar la nueva remuneración.

Edgar Sarango, dirigente de la Central de Trabajadores, dijo que necesitamos condiciones adecuadas para mejorar las condiciones familiares, de vida y también dinamizar la economía y consideró que con esta medida el objetivo de alcanzar un salario digno se empieza a cristalizar.