ONU: Rusia veta resolución que liga clima y seguridad

Rusia vetó el lunes una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, la primera en su tipo, en la que se considera al cambio climático como una amenaza para la paz y la seguridad internacional, u...

Rusia vetó el lunes una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, la primera en su tipo, en la que se considera al cambio climático como una amenaza para la paz y la seguridad internacional, un voto que echó por tierra un esfuerzo de años por hacer del calentamiento global un tema de mayor relevancia para el organismo más poderoso de la ONU.

Encabezada por Irlanda y Níger, la propuesta pedía incorporar información sobre las implicaciones del cambio climático para la seguridad en las estrategias del Consejo para gestionar los conflictos y en las operaciones para mantener la paz y las misiones políticas, al menos en algunas ocasiones.

La medida también pedía al secretario general de la ONU que considerara a los riesgos de seguridad relacionados con el clima un componente central de los esfuerzos de prevención de conflictos y que informara sobre cómo abordar esos riesgos en puntos conflictivos específicos.

Hace tiempo que debería haberse hecho, que el principal órgano de la ONU relacionado con la seguridad se ocupe de la cuestión, dijo la embajadora irlandesa Geraldine Byrne Nason.

Desde 2007, el Consejo ha debatido en varias ocasiones las implicaciones del cambio climático para la seguridad, y la Asamblea General se pronunció profundamente preocupada por la cuestión en 2009.

El secretario general, Antonio Guterres, también ha hecho sonar las alarmas, al decir la semana pasada al Consejo de Seguridad que los efectos del cambio climático agravan los conflictos y exacerban la fragilidad.

El Consejo ha aprobado resoluciones que mencionan los efectos desestabilizadores del calentamiento en lugares concretos, como en varios países africanos e Irak, por ejemplo.

Sin embargo, la resolución del lunes habría sido la primera dedicada a los riesgos para la seguridad relacionados con el clima como un tema independiente.

De acuerdo con la propuesta de resolución, el aumento de las tormentas, el incremento del nivel del mar, la mayor frecuencia de las inundaciones y las sequías y otros efectos del calentamiento podrían exacerbar las tensiones sociales y los conflictos, lo que podría suponer un riesgo clave para la paz, la seguridad y la estabilidad en el mundo.

Unos 113 de los 193 países miembros de la ONU la apoyaron, incluidos 12 de los 15 miembros del Consejo.

Sin embargo, India y Rusia, que tiene derecho a veto, votaron en contra, mientras que China se abstuvo.

Sus enviados señalaron que la cuestión debería seguir siendo competencia de grupos más amplios de la ONU, como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Según los opositores, añadir el tema del cambio climático a las competencias del Consejo de Seguridad no haría más que profundizar las divisiones mundiales que se pusieron de manifiesto en las conversaciones sobre el clima celebradas el mes pasado en Glasgow (Escocia).