Burundi se niega a permitir entrada de enviado de la ONU

Burundi ha señalado que no permitirá la entrada al país de un enviado especial de la ONU para los derechos humanos.

Burundi ha señalado que no permitirá la entrada al país de un enviado especial de la ONU para los derechos humanos.

El ministro de exteriores Albert Shingiro declaró a reporteros la semana pasada, y lo repitió en un encuentro con diplomáticos, que el país de ífrica oriental nunca permitirá la investigación del país, que se ha visto estremecido por la violencia política y la represión desde unas cuestionadas elecciones del 2015.

Algunos miembros de la comunidad internacional han tratado de aplicar una nueva estrategia ante Burundi tras el fallecimiento el año pasado del presidente Pierre Nkurunziza, pero grupos de derechos humanos y opositores denuncian que los abusos han continuado bajo la presidencia de

Evariste Ndayishimiye.

Grupos civiles denunciaron la semana pasada que cientos de personas han sido arrestadas arbitrariamente desde que Ndayishimiye asumió la presidencia en junio del 2020.

El enviado de la ONU fue designado en octubre por el Consejo de Derechos Humanos de la organización, como reemplazo de una comisión investigadora.

En sus comentarios la semana pasada, el ministro de exteriores aseguró que el gobierno actual ha menorado la situación de derechos humanos, señalando que Estados Unidos canceló sus sanciones contra el país. Sin embargo denunció las continuas sanciones de la Unión Europea sobre el país.