Presidente turco: Redes sociales atentan contra democracia

El presidente turco Recept Tayyip Erdogan describió el sábado a las redes sociales como una de las principales amenazas para la democracia.

El presidente turco Recept Tayyip Erdogan describió el sábado a las redes sociales como una de las principales amenazas para la democracia.

El gobierno de Erdogan considera impulsar una iniciativa que penalice la difusión de noticias falsas y desinformación en internet, aunque los detractores señalan que los cambios propuestos podrían endurecer las restricciones a la libertad de expresión.

Las redes sociales, descritas como un símbolo de la libertad cuando surgieron, se han convertido en una de las principales fuentes de amenaza para la democracia actual, señaló Erdogan en un mensaje en video dirigido a una conferencia de comunicaciones que organizó el gobierno en Estambul. Intentamos proteger a nuestro pueblo, en especial a los sectores vulnerables de nuestra sociedad, de las mentiras y la desinformación sin violar el derecho de nuestros ciudadanos a recibir información precisa e imparcial.

Turquía aprobó el año pasado una ley mediante la cual obliga a las plataformas de las redes sociales con más de un millón de usuarios a contar con un representante legal y a almacenar información en el país. Las principales compañías de redes sociales, como Facebook, YouTube y Twitter, han abierto desde entonces oficinas en Turquía.

La nueva iniciativa podría convertir la difusión de desinformación y noticias falsas en delitos penales sancionables hasta con cinco años de prisión, según medios progubernamentales. También creará una autoridad reguladora de las redes sociales.

La mayoría de los principales medios turcos están bajo el control del gobierno, lo que convierte a las redes sociales en una plataforma importante para las voces disidentes.

El informe Freedom on the Net (Libertad en la red) de Freedom House, difundido en septiembre, catalogó a Turquía como un país sin libertad y destacó la eliminación de contenidos críticos al gobierno y las acciones judiciales contra personas que publican comentarios que le resultan desagradables en las redes sociales.