Perú centrará destrucción de hoja de coca en tierra indígena

Perú dijo el viernes en una reunión de las Naciones Unidas sobre drogas que centrará la destrucción de los campos sembrados con hoja de coca en tierras indígenas, bosques protegidos y zonas front...

Perú dijo el viernes en una reunión de las Naciones Unidas sobre drogas que centrará la destrucción de los campos sembrados con hoja de coca en tierras indígenas, bosques protegidos y zonas fronterizas.

La decisión ocurre una semana después del asesinato de un líder indígena, el décimo desde el inicio de la pandemia en 2020, en una zona de la Amazonía central del país dominada por el narcotráfico.

El zar antidrogas Ricardo Soberón indicó en un comunicado que, durante el 64º periodo de sesiones de la Comisión de Estupefacientes -el órgano encargado de crear políticas sobre fiscalización de estupefacientes de las Naciones Unidas- Perú destruirá la hoja de coca sembrada en tierras de pueblos indígenas, áreas naturales protegidas, bosques primarios y áreas de frontera.

El cultivo de coca, el insumo principal para la fabricación de cocaína, se ha expandido por tierras indígenas de la Amazonía, sobre todo en la zona central de Perú y áreas limítrofes con Colombia, Brasil y Bolivia.

Según denuncias de los indígenas, los invasores de sus tierras también arman laboratorios rudimentarios de procesamiento de drogas y construyen pistas clandestinas para avionetas. La policía dice que las naves salen rumbo a Bolivia y Brasil.

Los especialistas sostienen también que la tala ilegal de madera, el narcotráfico y la minería ilegal son otros delitos ligados en la Amazonía, al igual que en otras zonas selváticas de América Latina.

Perú es el segundo productor de cocaína en el mundo y el segundo cultivador global de hoja de coca, de acuerdo con datos de la agencia antidrogas estadounidense DEA y Naciones Unidas.