EEUU: Director de Instagram enfrenta críticas en el Senado

El presidente del panel del Senado de Estados Unidos que examina los efectos negativos de las redes sociales en los jóvenes describió como tácticas de relaciones públicas algunas de las medidas de...

El presidente del panel del Senado de Estados Unidos que examina los efectos negativos de las redes sociales en los jóvenes describió como tácticas de relaciones públicas algunas de las medidas de seguridad anunciadas por la plataforma Instagram, propiedad de Facebook.

Adam Mosseri, director de Instagram, se enfrentó el miércoles con senadores molestos por las revelaciones de cómo la plataforma para compartir fotografías puede perjudicar a algunos usuarios jóvenes. Los legisladores exigen que la compañía se comprometa a hacer cambios.

Bajo un intenso interrogatorio de senadores de ambos partidos, Mosseri defendió el comportamiento de la empresa y la eficacia de sus nuevas medidas de seguridad. Disputó la aseveración de que investigaciones revelan que Instagram es adictivo entre los jóvenes. La plataforma tiene unos 1.000 millones de usuarios de todas las edades.

Instagram presentó el martes una función que había sido anunciada previamente y que insta a los adolescentes a darse descansos en su uso de la plataforma. La compañía también dio a conocer nuevas herramientas, incluyendo un control parental que entraría en funciones el año próximo, y que según la empresa tienen el objetivo de proteger a los usuarios jóvenes del contenido perjudicial.

Las herramientas de supervisión parental podrían haberse anunciado hace años, dijo el senador demócrata Richard Blumenthal al dirigirse a Mosseri. Las nuevas medidas anunciadas son insuficientes y muchas de ellas aún están siendo sometidas a pruebas, aseguró.

La pausa que Instagram impuso en septiembre a su proyecto sobre una versión para niños de su plataforma parece más una táctica de relaciones públicas surgida a consecuencia de nuestras audiencias, declaró Blumenthal.

Creo que la época para autorregularse y autovigilarse ha llegado a su fin, agregó. La autovigilancia depende de la confianza. Y ya no hay confianza.

Mosseri testificó en un momento en que Facebook, cuya matriz ahora lleva el nombre de Meta Platforms, se ha visto asediada por la indignación del público y los políticos en torno a las revelaciones de Frances Haugen, exempleada de Facebook.

Haugen ha expuesto su causa ante legisladores de Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa de que los sistemas de Facebook amplifican el odio y el extremismo, y que la compañía pone las ganancias por encima de la seguridad de sus usuarios.

Haugen, una científica de datos que trabajó en la unidad de integridad cívica de Facebook, respaldó sus afirmaciones con una serie de documentos internos de la compañía que copió en secreto y proporcionó a los reguladores federales de valores y al Congreso.