Jurado comienza a deliberar en juicio de Jussie Smollett

El jurado del juicio de Jussie Smollett comenzó a deliberar el miércoles, luego de que un fiscal dijo que hay pruebas abrumadoras de que el exactor de Empire mintió a la policía acerca de ser víc...

El jurado del juicio de Jussie Smollett comenzó a deliberar el miércoles, luego de que un fiscal dijo que hay pruebas abrumadoras de que el exactor de Empire mintió a la policía acerca de ser víctima de un ataque racista y antigay y su abogado defensor dijo que los cargos están basados en mentiras.

Las deliberaciones comenzaron después de un juicio de aproximadamente una semana en el que dos hermanos testificaron que Smollett los reclutó para fingir el ataque cerca de su casa en el centro de Chicago en enero de 2019. Dijeron que Smollett, que es negro y gay, orquestó el ardid y les dijo que le pusieran una soga alrededor de su cuello, gritaran insultos racistas y homofóbicos y lo maltrataran a la vista de una cámara de vigilancia, y dijo que quería que el video se hiciera público a través de redes sociales.

Smollett testificó que fue víctima de un crimen de odio real y dijo a los miembros del jurado que no hubo engaño. Llamó a los hermanos mentirosos y dijo que el cheque de 3.500 dólares que les emitió era para planes de comidas y ejercicio. Sus abogados argumentaron que los hermanos atacaron al actor porque son homofóbicos y que inventaron que el ataque fue un montaje pero dijeron que no harían declaraciones contra Smollett si éste les pagaba un millón de dólares a cada uno.

El fiscal especial Dan Webb dijo durante su alegato final que lo que hizo Smollett en enero de 2019 obligó a la policía de Chicago a dedicar una enorme cantidad de tiempo y recursos a investigar un presunto delito que resultó ser falso. Smollett, que es negro y gay, dijo a la policía que alguien le puso una soga alrededor del cuello y le gritó insultos racistas y homofóbicos.

Además de ser ilegal, es simplemente incorrecto denigrar abiertamente algo tan serio como un crimen de odio real y luego asegurarse de que involucre palabras y símbolos que tienen tanta importancia histórica en nuestro país, dijo Webb. También acusó a Smollett de mentir a los miembros del jurado.

A fin de cuentas, carece de credibilidad alguna, dijo Webb.

El abogado defensor Nenye Uche dijo en su argumento final que los hermanos son unos mentirosos sofisticados, y agregó que durante el testimonio de la semana pasada uno de ellos dijo ˜no recuerdo™ tantas veces, que es ridículo.

Todo el caso de la fiscalía, incluida la base del caso, está construido como un castillo de naipes, dijo Uche.

Al rendir declaración esta semana, Smollett negó repetidamente que el ataque fuera falso y dijo a un fiscal que no hubo engaño de mi parte y que dos hermanos que testificaron en su contra son unos mentirosos.

Al subir rendir declaraci(on esta semana, Smollett negó repetidamente que el ataque fuera falso. Describió cómo fue víctima de un crimen de odio mientras caminaba por su vecindario la madrugada del 29 de enero de 2019.

Smollett testificó que regresaba a casa después de comprar un sándwich alrededor de las 2 a.m. cuando alguien gritó un comentario racista y homofóbico que hacía referencia a la serie de televisión Empire. La persona también gritó algo sobre el país MAGA, una aparente referencia al eslogan del entonces presidente Donald Trump Make America Great Again. El lema también había sido garabateado en algún correo de odio, con un dibujo de una figura de palo colgando de una soga, que Smollett había recibido en el set de Empire, testificó.

Smollett dijo que cuando se volteó para confrontar a la persona, un hombre lo golpeó en la cabeza y cayó al suelo, donde dijo que otro hombre lo pateó antes de que los atacantes huyeran. Dijo que notó una cuerda, como una soga, alrededor de su cuello después del ataque. Cuando regresó a casa, un amigo llamó a la policía de Chicago, algo que Smollett dijo que no habría hecho porque, como hombre negro, no confía en la policía.

Uche le dijo al jurado que uno de los hermanos, Olabingo Osundairo, publicó insultos homofóbicos en redes sociales. También recordó que Abimbola Osundairo testificó que fue a una casa de baños con Smollett, pero negó cualquier relación sexual. Smollett luego testificó que los hombres realizaron actos sexuales juntos en la casa de baños. Uche sugirió que la homofobia de Olabingo y el odio a sí mismo de Abimbola eran los motivos de su ataque.

Otro posible motivo, dijo Uche, era que Abimbola Osundairo quería ser contratado como seguridad de Smollett.

Estos muchachos quieren ganar dinero, declaró.

El interrogatorio de Webb reveló algunas inconsistencias en el testimonio de Smollett, incluso sobre si envió mensajes privados para confirmar el momento del presunto ataque y si sus atacantes eran blancos, como la policía dice que Smollett les dijo.

Cuando Webb le preguntó a Smollett si envió mensajes privados en Instagram a Abimbola Osundairo la noche del presunto ataque con respecto al momento del ataque falso, Smollett respondió: No hubo un ataque falso y negó haber enviado los mensajes. Después de que Webb le mostró a Smollett cuatro mensajes que Smollett le envió a Osundairo esa noche, Smollett le dijo a Webb: Si usted lo dice, señor.

En el último mensaje, enviado a las 12:41 de la madrugada, unos 90 minutos antes del presunto ataque, Smollett le dijo a Osundairo que finalmente había llegado a casa del aeropuerto. Smollett testificó que estaba enviando los mensajes para organizar una sesión de entrenamiento, no un ataque falso.

Smollett podría ser sentenciado a hasta tres años en prisión de ser hallado culpable. Expertos han dicho que probablemente le den en vez libertad condicional y le ordenen realizar servicio comunitario.