GB: Johnson ordena investigar fiesta durante confinamiento

El primer ministro británico Boris Johnson ordenó el miércoles una investigación y dijo que estaba furioso luego que un video filtrado mostró a miembros de su equipo bromeando sobre una fiesta na...

El primer ministro británico Boris Johnson ordenó el miércoles una investigación y dijo que estaba furioso luego que un video filtrado mostró a miembros de su equipo bromeando sobre una fiesta navideña durante el confinamiento por coronavirus.

El video ha aumentado acusaciones de que funcionarios del gobierno conservador violaron las reglas que ellos mismos les impusieron a los demás. Su publicación se produjo en momentos en que Johnson llamó a la gente a trabajar desde casa e introdujo pases de vacunación para instalaciones públicas atestadas para tratar de frenar la diseminación de la nueva variante ómicron.

Entiendo y comparto la furia en todo el país contra los funcionarios que parecieron estar mofándose de las reglas del confinamiento, dijo Johnson.

Ese video me enfureció, les dijo a los legisladores en la Cámara de los Comunes. Me disculpo sin reservas por la ofensa que ha causado en todo el país y por la impresión que da.

Durante días, la oficina del primer ministro ha intentado desmentir los reportes sobre que el personal de Johnson celebró una fiesta de oficina en diciembre de 2020 que habría incluido vino, comida, juegos y un intercambio de regalos, cuando las normas contra la pandemia prohibían casi todas las reuniones sociales.

De acuerdo con varios medios británicos, la fiesta se celebró el 18 de diciembre, cuando las restricciones en Londres prohibían las reuniones en interior, y el día antes de que Johnson endureciera las normas aún más, lo que dejó a millones de personas sin navidades familiares.

Después de que la televisora ITV emitiera las imágenes el martes por la noche, la oficina del primer ministro dijo que no hubo fiesta de Navidad. Las normas contra el COVID se han seguido en todo momento.

El video, grabado el 22 de diciembre de 2020, muestra a la entonces secretaria de prensa Allegra Stratton haciendo lo que parece una broma sobre una fiesta ilegal en la oficina del primer ministro en Downing Street.

La grabación parece mostrar una simulación de conferencia de prensa, a modo de ensayo para las conferencias televisadas diarias que ofrece el gobierno.

Un miembro del equipo, que hace el papel de periodista, dice: Acabo de ver reportes en Twitter sobre que el viernes por la noche hubo una fiesta de Navidad en Downing Street, ¿reconoce usted esos reportes?.

Se oyen risas y Stratton dice me fui a casa y pregunta a sus colegas cuál es la respuesta. Otra voz dice que no era una fiesta, era queso y vino.

Miles de personas han sido multadas en Gran Bretaña desde principios de 2020 por incumplir las restricciones sobre reuniones no autorizadas. La Policía Metropolitana de Londres dijo que sus agentes estaban revisando el video en relación con supuestas infracciones de las normas de coronavirus.

Las acusaciones sobre la fiesta navideña se suman a una serie de acusaciones de violaciones de reglas e infracciones éticas por parte del gobierno conservador de Johnson.