Policía alemana hace redadas contra tráfico de trabajadores

La policía alemana realizó el miércoles redadas en todo el país contra el supuesto tráfico de trabajadores poco cualificados de fuera de la Unión Europea.

La policía alemana realizó el miércoles redadas en todo el país contra el supuesto tráfico de trabajadores poco cualificados de fuera de la Unión Europea.

Los cateos comenzaron a las 7 de la mañana, hora local (0800 GMT), según tuiteó la policía federal en Berlín. Los agentes registraron viviendas y negocios, la mayoría en la capital alemana y el estado de Brandemburgo que la rodea, aunque también hubo actuaciones en Bremen y Baja Sajonia.

Unos mil agentes participaban en la operación. La policía investigaba a unos 20 sospechosos implicados en la supuesta falsificación de documentos de ciudadanía europeos y de colocar a los trabajadores en grandes empresas de logística, según la agencia alemana de noticias dpa.

Las autoridades ejecutaron varias órdenes de arresto y confiscaron activos por valor de millones de euros (dólares), aunque no se dieron más detalles, según dpa. Los nombres de sospechosos y empresas afectadas no fueron publicados, en línea con las normas alemanas de privacidad. La fiscalía general de Berlín coordinó los cateos.

Los acusados estaban acusados de gestionar una red de agencias de empleo temporal en los Balcanes y Alemania, que incluía empresas fachada, según la policía federal en Berlín.

A través de esas empresas, los sospechosos supuestamente llevaban trabajadores temporales de países de fuera de la UE como si fueran ciudadanos del bloque con documentos falsificados y los colocaban en grandes empresas alemanas de logística. Después, el dinero que esas empresas pagaban por los trabajadores temporales era retenido por los sospechosos, indicó dpa.

Se estaban investigando supuestos delitos de tráfico de personas, falsificación de documentos, trabajo ilegal organizado y contratación ilegal.

Se hicieron registros en 10 estados alemanes, incluidos los apartamentos de los sospechosos, sus empresas, centros logísticos y en los alojamientos de los trabajadores supuestamente llevados a Alemania de forma ilegal.