Israel detiene polémico plan de asentamiento en Jerusalén

Las autoridades municipales de Jerusalén congelaron el lunes los planes de construcción de un polémico asentamiento judío en un aeropuerto abandonado del este de la ciudad.

Las autoridades municipales de Jerusalén congelaron el lunes los planes de construcción de un polémico asentamiento judío en un aeropuerto abandonado del este de la ciudad.

La decisión de detener el plan del asentamiento de Atarot fue tomada luego de intensa oposición de Estados Unidos al proyecto.

Éste contemplaba la construcción de 9.000 viviendas para venderlas a judíos ultraortodoxos en una zona abierta junto a tres comunidades de palestinos densamente pobladas, una de las cuales está detrás de la controvertida barrera de separación de Israel.

La comisión de planificación del municipio dijo que el proyecto le había impresionado de manera favorable, pero que primero debía realizarse un estudio de impacto ambiental antes de aprobarlo.

Fleur Hassan-Nahum, alcaldesa adjunta, dijo que se prevé que el proceso dure aproximadamente un año.

El grupo Peace Now, opuesto a los asentamientos, ha llevado a cabo una campaña pública contra el plan, señalando que tiene una ubicación problemática.

Esperemos que aprovechen el tiempo para comprender lo ilógico que es este plan para el desarrollo de Jerusalén y lo mucho que perjudica las posibilidades de paz, dijo Hagit Ofran, una investigadora de Peace Now que asistió a la reunión.

Horas antes el lunes, el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, indicó que el gobierno israelí no tiene prisa por aprobar el plan.

Ante la prensa, Lapid dijo que el proyecto requiere en última instancia de la aprobación del gobierno nacional, con el pleno consenso de los distintos partidos de la coalición.

Esto se tratará a nivel nacional y sabemos cómo tratarlo. Es un proceso y nos aseguraremos de que no se convierta en un conflicto con la administración (estadounidense), comentó.