Gobierno de EEUU demanda a Texas por mapa electoral

para mantener seguros los escaños para los republicanos blancos.

para mantener seguros los escaños para los republicanos blancos.

Esta no es la primera vez que Texas ha actuado para minimizar los derechos a votar de sus ciudadanos de minorías, señaló la fiscal general adjunta Vanita Gupta durante la conferencia de prensa en que se anunció la demanda. Década tras década, las cortes han hallado que Texas ha decretado planes de redistribución que diluye deliberadamente la fuerza electoral de los votantes hispanos o negros y que violan la Ley de Derecho al Voto.

La demanda cita varios distritos congresuales en los que los republicaron trazaron límites retorcidos para reducir la participación de votantes negros e hispanos en los distritos congresuales de su partido.

En el disputado distrito 23 del oeste de Texas, el mapa dejó fuera a áreas cercanas de El Paso y San Antonio a fin de reducir en un 9% la participación de residentes hispanos en edad para votar. En el área de Dallas dejó a los residentes negros e hispanos de los suburbios del noroeste fuera del distrito de la congresista Beth Van Duyne, que obtuvo apretadamente su reelección sobre una candidata demócrata hispana de raza negra el año pasado. Y en el área de Houston, donde la participación de la población de raza blanca está disminuyendo, el mapa mantuvo seis de 10 distritos de la Cámara de Representantes como distritos de mayoría blanca o de mayoría relativa.