Israel pide línea dura contra Irán en negociaciones

El primer ministro israelí Naftali Bennett exhortó el domingo a las potencias mundiales a mantenerse firmes con Irán en las negociaciones nucleares.

El primer ministro israelí Naftali Bennett exhortó el domingo a las potencias mundiales a mantenerse firmes con Irán en las negociaciones nucleares.

Al mismo tiempo, funcionarios de defensa e inteligencia israelíes se dirigían a Washington para consultas.

Hago un llamado a todos los países que están negociando con Irán en Viena a asumir una línea dura y dejarle claro a Irán que no puede enriquecer uranio y negociar al mismo tiempo, declaró Bennett en reunión del gabinete.

Irán debe empezar a pagar por sus infracciones, añadió.

Israel ha estado observando con consternación mientras las potencias negocian con Irán en Viena a fin de reanimar el acuerdo firmado en el 2015 y del cual Estados Unidos se salió.

La semana pasada Irán asumió una postura intransigente al reanudarse el diálogo, sugiriendo que todos los temas discutidos en rondas anteriores podrían ser renegociados. Los recientes avances iraníes en su capacidad nuclear también han complicado el proceso.

El acuerdo original, logrado bajo el gobierno de Barack Obama, estipulaba un alivio de las sanciones económicas contra Irán a cambio de que Irán limite sus actividades nucleares. Pero bajo la presidencia de Donald Trump, y con el apoyo de Israel, Estados Unidos se retiró del pacto en el 2018.

Las conversaciones se reanudaron la semana pasada en Viena tras una interrupción de más de cinco meses, y fueron las primeras en que participó el nuevo gobierno iraní, de tendencia más intransigente.

Negociadores europeos y norteamericanos se expresaron desilusionados por la posición iraní, y cuestionaron el futuro de los diálogos.

Israel desde siempre se ha opuesto al acuerdo nuclear con Irán, al denunciar que no logra inhibir lo que considera la conducta hostil de Irán en la región, como su apoyo a milicias armadas.

Algunos expertos israelíes ahora consideran que la salida norteamericana del pacto, especialmente sin tener un plan de contingencia para la reanudación de actividades nucleares por parte de Irán, fue un error. Pero el nuevo gobierno israelí ha mantenido la postura del gobierno anterior, del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu y rechaza regresar al pacto original.