BID aprueba fondos para seis países de las Américas

El Banco Interamericano de Desarrollo dijo el viernes que aprobó unos 1.650 millones de dólares para fortalecer las finanzas públicas, reactivar la economía y mejorar los servicios de salud en sei...

El Banco Interamericano de Desarrollo dijo el viernes que aprobó unos 1.650 millones de dólares para fortalecer las finanzas públicas, reactivar la economía y mejorar los servicios de salud en seis países de las Américas.

Los fondos, aprobados en ocho operaciones diferentes, serán destinados a Argentina, Brasil, Ecuador, Haití, Honduras y Uruguay.

Se espera también que el dinero ayude a mejorar la resiliencia ante desastres naturales, seguridad alimentaria, clima de negocios y conectividad en zonas rurales, dijo el BID. No ofreció detalles sobre cuándo estarían disponibles los fondos.

En el caso de Argentina fueron aprobados dos préstamos por un total de 500 millones de dólares. Uno de ellos, por 300 millones de dólares, está destinado a mejorar el acceso a los servicios de salud pública en la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país. El proyecto también incluye dinero para ampliar la capacidad de prevención, detección y atención del COVID-19. El otro crédito será utilizado para mejorar las redes viales de la provincia de Buenos Aires, entre otras cosas.

Brasil, en tanto, recibirá un préstamo de 80 millones de dólares para mejorar la cobertura de agua potable y saneamiento en Manaos y para financiar proyectos de urbanización, transformación digital e inclusión de género y diversidad, dijo el BID. Estimó que unas 35.000 personas se verán beneficiadas con mejoras en condiciones ambientales, de vulnerabilidad climática y de salud.

Para Ecuador se trata de unos 400 millones de dólares para alentar la reactivación económica sostenible e inclusiva, indicó el banco.

El de Haití es un financiamiento no reembolsable de 60 millones de dólares que apunta a mejorar la seguridad alimentaria de áreas rurales, mientras que para Honduras es un crédito contingente por 400 millones de dólares destinado principalmente a afrontar desastres naturales y de salud pública.

A Uruguay se le otorgaron dos préstamos: uno de 145 millones de dólares que buscará impulsar la recuperación económica y fiscal post pandemia y otro de 65 millones de dólares para mejoras de infraestructura de transporte.