Monje ruso que negó existencia de coronavirus irá a prisión

Un monje rebelde ruso que reprendió al Kremlin y negó la existencia del coronavirus fue condenado el martes por cargos de alentar suicidios, y recibió una sentencia de tres años y medio en prisió...

Un monje rebelde ruso que reprendió al Kremlin y negó la existencia del coronavirus fue condenado el martes por cargos de alentar suicidios, y recibió una sentencia de tres años y medio en prisión.

El padre Sergiy fue arrestado en diciembre de 2020 por cargos de incitar acciones suicidas a través de sermones en los que exhortaba a los creyentes a morir por Rusia, infringir la libertad de conciencia y tomar medidas arbitrarias. Rechazó las acusaciones y dijo que sus abogados apelarán el fallo de la Corte Distrital Ismailovo de Moscú.

El padre Sergiy reaccionó al veredicto con el verso bíblico No juzgues para que no seas juzgado.

Cuando inició la pandemia del coronavirus, el monje de 66 años negó su existencia y calificó los intentos del gobierno para contener la pandemia como el campo electrónico de Satán. Propagó teorías conspirativas desde hace mucho desmentidas sobre el COVID-19 y dijo que las vacunas que se desarrollaban contra el COVID-19 eran una conspiración mundial para controlar a las masas a través de microchips.

El monje exhortó a sus seguidores a desobedecer las medidas de confinamiento, se refugió en un monasterio cerca de Yekaterinburgo que fundó y decenas de corpulentos voluntarios, incluidos veteranos del conflicto separatista en Ucrania oriental, le ayudaron a aplicar su régimen tras la salida de la prioria y varias monjas.