Ecuador: ómicron condiciona la reapertura de fronteras

El alerta que encendió la propagación de la variante ómicron del coronavirus en varios países condiciona la reapertura de las fronteras de Ecuador con Perú y Colombia, dijo el martes el Ministeri...

El alerta que encendió la propagación de la variante ómicron del coronavirus en varios países condiciona la reapertura de las fronteras de Ecuador con Perú y Colombia, dijo el martes el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano.

Mediante un comunicado el ministerio ratificó la decisión de mantener cerrada la frontera terrestre con el vecino del sur pese a la decisión del gobierno de Perú de proceder con la reapertura de sus fronteras terrestres a partir del 1 de diciembre.

El comunicado recordó que el proceso de reapertura implica una decisión bilateral y reiteró su decisión de avanzar hacia dicho objetivo en el marco del diálogo y la coordinación diplomática.

En contraste, está previsto que la reapertura de fronteras con Colombia se efectúe en una primera fase a partir del 1 de diciembre, cuando se habilitará el transporte internacional de mercancías por el puente internacional de Rumichaca.

En declaraciones a la prensa, el titular del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), Juan Zapata, indicó que con la medida no se requerirá que otro conductor retome el transporte en territorio colombiano sino que el mismo conductor ecuatoriano podrá llegar hasta Tufiño en Colombia y el transporte colombiano a un punto cercano a la ciudad de Tulcán sin ingresar a sectores poblados. Su permanencia será únicamente para descargo y enganche, explicó.

Una segunda fase que permitiría el tránsito peatonal se ejecutaría en 30 días, explicó Zapata, si es que la situación epidemiológica lo permite. Posteriormente se espera la liberación del tránsito de vehículos particulares, acotó.

Las restricciones en el puente internacional de Rumichaca permanecen vigentes desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia.

En declaraciones al canal Teleamazonas, Patricio Rodríguez, representante de los transportistas pesados, indicó que la exigencia del cambio de conductor implicó una pérdida muy fuerte que ha llevado a ciertas empresas al borde la quiebra.

Según datos de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Colombiana, el sobreprecio implicó pérdidas de 50 a 60 dólares por flete.

Entre las medidas adoptadas por el gobierno para evitar la propagación de la nueva variante del COVID-19 en Ecuador, el presidente Guillermo Lasso anunció la víspera la prohibición de ingreso de personas de origen, escala y tránsito provenientes de Sudáfrica, Botsuana, Egipto, Mozambique, Lesoto, Zimbabue, Esuatini y Namibia.

Desde que inició la pandemia el país andino ha registrado más de 526.600 casos confirmados del nuevo coronavirus y 33.219 fallecidos.