Iowa: Adolescentes se declaran inocentes de matar a maestra

Dos adolescentes del sureste de Iowa se declararon inocentes el lunes de matar a su maestra de español, cuyo cuerpo fue encontrado a principios de este mes en el parque a donde salía a caminar todos...

Dos adolescentes del sureste de Iowa se declararon inocentes el lunes de matar a su maestra de español, cuyo cuerpo fue encontrado a principios de este mes en el parque a donde salía a caminar todos los días.

Willard Noble Chaiden Miller y Jeremy Everett Goodale, ambos de 16 años, están acusados de asesinato premeditado y conspiración para cometer asesinato por la muerte de Nohema Graber en Fairfield. Graber, una maestra de secundaria de 66 años de edad, fue reportada como desaparecida el 2 de noviembre y sus restos fueron encontrados más tarde ese día en el parque local. Las autoridades dijeron que sufrió un traumatismo infligido en la cabeza.

Las autoridades no han revelado un posible motivo del asesinato.

Miller y Goodale, quienes se encuentran detenidos en centros para menores, presentaron sus declaraciones ante el tribunal el lunes. Renunciaron a su derecho a un juicio expedito, lo que significa que los fiscales no tendrán que juzgarlos dentro de los 90 días posteriores a la presentación de cargos, y el juez Joel Yates programó el inicio del juicio para el 19 de abril.

Yates dijo a los abogados que se preparen para una conferencia el 21 de marzo para discutir cuestiones relacionadas con la evidencia, la duración del juicio y el método de selección del jurado.

La semana pasada, los abogados de los adolescentes le pidieron a Yates que redujera su fianza para que pudieran ser liberados y quedar bajo la supervisión de sus padres, diciendo que no tenían forma de huir del proceso judicial. La abogada de Miller, Christine Branstad, dijo que las investigaciones demuestran que mantener a acusados juveniles detenidos y lejos de sus familiares durante periodos prolongados antes del juicio puede perjudicarlos y obstaculizar su desarrollo.

Sin embargo, los fiscales pidieron que las fianzas se mantuvieran en 1 millón de dólares o incluso se aumentaran a 2 millones. El asistente del fiscal general de Iowa, Scott Brown, dijo que el asesinato extremadamente brutal de una persona inocente justificaba mantener a los acusados bajo custodia.

Yates indicó que se pronunciaría respecto a las fianzas esta semana.