Avión de la UE monitoreará a migrantes en Canal de la Mancha

La agencia fronteriza de la Unión Europea enviará un avión a monitorear las costas del Canal de la Mancha para detectar actividad de migrantes luego de que 27 personas murieron cuando su atestado b...

La agencia fronteriza de la Unión Europea enviará un avión a monitorear las costas del Canal de la Mancha para detectar actividad de migrantes luego de que 27 personas murieron cuando su atestado bote inflable se hundió en camino a Gran Bretaña, el accidente migratorio más letal del que se tenga registro en el cruce.

Funcionarios europeos de migración llegaron a un acuerdo sobre la nueva medida durante una reunión de emergencia el domingo en el puerto francés de Calais. También se comprometieron a trabajar juntos más de cerca contra las redes de contrabando de migrantes y el comercio de botes inflables, los cuales están siendo utilizados en recorridos cada vez más frecuentes por personas que huyen de conflictos o de la pobreza en Afganistán, Sudán o países incluso más lejanos.

Fue notable la ausencia de funcionarios británicos en la reunión efectuada en el ayuntamiento de la ciudad de Calais, luego de que el hundimiento del miércoles desató una nueva crisis política entre Gran Bretaña y Francia. Ambos países se recriminan mutuamente de no hacer suficiente para desalentar a la gente de cruzar el canal, y desde hace tiempo diversas naciones de la Unión Europea tienen desavenencias en torno al manejo de la migración en el bloque.

Tenemos que impedir que se pierdan vidas. Tenemos que impedir que el caos llegue a nuestras fronteras externas, les dijo Ylva Johansson, comisaria de Asuntos Internos de la UE, a los reporteros tras la reunión. Pidió que se comparta más inteligencia y dijo que es necesario que los gobiernos le sigan la pista al dinero.

A partir del 1 de diciembre, un avión operado por Frontex, la agencia fronteriza de la UE, ayudará a Francia, Bélgica y Holanda a monitorear sus costas con el fin de identificar mejor a las redes de contrabandistas, dijo Gerald Darmanin, ministro del Interior francés.

Ministros de Alemania, Holanda y Bélgica también participaron en la reunión, y los asistentes hicieron énfasis en la necesidad de cooperar con Gran Bretaña. Dicha cooperación se ha complicado por la salida británica de la UE este año.

Esta reunión no fue antiinglesa. Fue proeuropea, señaló Darmanin. Queremos trabajar con nuestros amigos y aliados británicos.

La secretaria británica del Interior, Priti Patel, dijo que era desafortunado que ella no fue invitada a la reunión, y reiteró la propuesta británica de devolver los migrantes a Francia. Funcionarios franceses rechazaron firmemente la idea cuando fue propuesta inicialmente.

París está llevando a cabo una investigación por crimen organizado del hundimiento.