El Salvador condena por corrupción a exministro de Seguridad

Un tribunal salvadoreño condenó el viernes a tres años de prisión y a pagar 1,5 millones de dólares al exministro de Justicia y Seguridad Pública, René Figueroa, procesado por apropiarse de má...

Un tribunal salvadoreño condenó el viernes a tres años de prisión y a pagar 1,5 millones de dólares al exministro de Justicia y Seguridad Pública, René Figueroa, procesado por apropiarse de más de 3,7 millones de dólares de las arcas del Estado cuando ejerció funciones en el gobierno del expresidente Tony Saca (2004-2009).

Figueroa y su esposa Cecilia Alvarenga, procesados por los delitos de lavado de dinero y activos, confesaron en un proceso abreviado ante un tribunal haber lavado 3,7 millones de dólares que provenían de los 301 millones de dólares que saqueó el expresidente Saca de las arcas del Estado. Según el acuerdo, Figueroa y su esposa fueron condenados a tres años de prisión que serán sustituidos por trabajo de utilidad pública. Figueroa además devolverá al Estado 1,1 millones de dólares y su esposa 360.000 dólares.

La Fiscalía acusó ante los tribunales de justicia al exministro Figueroa de recibir 1,7 millones de dólares provenientes de la sociedad Radiodifusión de El Salvador, S.A. DE C.V, propiedad del expresidente Saca. Los restantes dos millones de dólares son de origen desconocido.

Según la sentencia, Figueroa queda inhabilitado por 10 para para ejercer cualquier cargo público.

La acusación contra Figueroa y su esposa se desprende de una investigación fiscal que determinó que de las cuentas instituciones subsidiarias del Tesoro Público en el gobierno de Saca se sustrajo dinero que fue destinado a cuentas personales y sociedades del exmandatario, entre ellas, Radiodifusión de El Salvador S.A DE C.V.

El octubre de 2019, el Ministerio Público embargó a Figueroa y su esposa cuatro inmuebles, dos empresas y cuentas bancarias cuyo valor suma unos tres millones de dólares.

Figueroa desempeñó el cargo durante el gobierno del expresidente Saca, quien cumple una condena de diez años de prisión en el penal La Esperanza, en la periferia de San Salvador, por el desvió de 301 millones de dólares de fondos públicos para favorecer a sus empresas y terceros. En septiembre de 2018 el expresidente pidió un proceso abreviado y, después de confesar sus delitos, un tribunal lo sentenció por peculado, lavado de dinero y activos.

En otro juicio por corrupción, la Cámara de lo Civil de San Salvador encontró culpable del delito de enriquecimiento ilícito al empresario José Miguel Menéndez Avelar, que se desempeñó como presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en el gobierno del expresidente Mauricio Funes (2009-2014).

El tribunal ordenó que Menéndez Avelar, su esposa y dos hijas, deben de reintegrar al Estado 2,084.700.82 dólares

La Fiscalía promovió el juicio contra Menéndez Avelar luego que la oficina de Probidad de la Corte Suprema de Justicia encontró 29 anomalías en sus declaraciones de ingresos entre el año 2009 y 2014.

Menéndez guarda prisión en el penal La Esperanza, conocido como a la cárcel de Mariona, mientras es procesado por su supuesta participación en una red de corrupción que desfalcó 311 millones de dólares en el gobierno de Funes.