Biden propone reforma al arrendamiento en petróleo y gas

El gobierno del presidente Joe Biden recomendó el viernes una reforma general del programa nacional de arrendamiento en la industria del petróleo y gas para enfocarse en áreas más aptas para el de...

El gobierno del presidente Joe Biden recomendó el viernes una reforma general del programa nacional de arrendamiento en la industria del petróleo y gas para enfocarse en áreas más aptas para el desarrollo energético y elevar los costos para las empresas que perforan en tierras y aguas públicas.

El informe largamente esperado del Departamento del Interior no recomienda poner fin al arrendamiento de tierras públicas para la explotación de petróleo y gas como reclaman muchos grupos ambientalistas, pero según varios funcionarios, el informe establecería un proceso de arrendamiento más responsable y daría a los contribuyentes un mayor beneficio por la explotación de petróleo y gas en las vastas tierras y aguas públicas de Estados Unidos.

Nuestra nación enfrenta una profunda crisis climática que afecta a cada estadounidense, dijo la secretaria del Interior, Deb Haaland, en un comunicado. Añadió que las recomendaciones del informe brindarán un beneficio justo a los contribuyentes y mitigarán el impacto climático mientras permanecen firmes en la búsqueda de la justicia ambiental.

El informe es el resultado de una revisión que ordenó Biden en enero, cuando apenas iniciaba su mandato, junto con una pausa en las ventas de derechos de explotación de petróleo y gas en tierras federales debido a su posible impacto en el cambio climático.

La moratoria provocó fuertes críticas de los legisladores republicanos y la industria petrolera, al tiempo que muchos ambientalistas y demócratas reclamaron que la pausa se volviera permanente.

El nuevo informe busca una posición intermedia que mantendría el multimillonario programa de arrendamiento, pero lo reformaría para eliminar disposiciones consideradas excesivamente favorables para la industria.

En las últimas semanas se ha renovado el interés en el programa de arrendamiento ante el fuerte aumento de los precios de la gasolina, hecho que los republicanos atribuyen a las medidas de Biden, como la moratoria sobre el arrendamiento, el rechazo del oleoducto Keystone XL y la prohibición de arrendar tierras en el Refugio írtico de Vida Silvestre en Alaska.

Biden ordenó el martes liberar 50 millones de barriles de la reserva estratégica para intentar reducir los precios de la gasolina en medio de temores relacionados con la inflación. La gasolina cuesta en promedio 3,40 dólares el galón (3,8 litros), 50% más que hace un año, según la American Automobile Association.

La semana pasada, el gobierno realizó un arrendamiento de reservas federales en el Golfo de México después de que procuradores federales de estados gobernados por republicanos ganaron una demanda ante una corte federal para que levantara la suspensión dispuesta por Biden cuando asumió el cargo.