Un 'Picasso' deja Reino Unido tras 89 años al no encontrar comprador británico

  • La obra del pintor español Pablo Picasso 'Niño con paloma', dejará Reino Unido tras no ser comprada por ningún británico en la subasta.
  • El óleo, que ya fue vendido en marzo de 2012 aunque se impidió su salida de forma temporal, abandonará el país tras 89 años.
  • LISTA: Otras pinturas claves en la trayectoria de Pablo Picasso.
La obra subastada de Pablo Picasso ´Niño con paloma´.
La obra subastada de Pablo Picasso ´Niño con paloma´.
BBC

El cuadro Niño con paloma del pintor malagueño Pablo Picasso abandonará el Reino Unido tras casi nueve décadas al expirar el plazo de un año establecido para encontrar un comprador británico, informó este viernes la cadena BBC.

El óleo de 1901, que marca la transición del pintor cubista a su 'periodo azul', se vendió en marzo del año pasado por 58,6 millones de euros (50 millones de libras o 76,8 millones de dólares) a un comprador extranjero, pero el Gobierno británico impidió temporalmente su salida del Reino Unido.

Es vergonzoso que no se pudieran reunir los fondos necesarios para mantener esta obra de arte en el país Bajo recomendación del Arts Council England, organismo con autoridad para decidir si las obras de arte importantes pueden ser vendidas en el extranjero, el Ejecutivo del Reino Unido fijó un plazo límite de doce meses para encontrar un compradornacional. Alcanzada la fecha sin que nadie haya conseguido reunir la cantidad necesaria, el Picasso dejará el país, un final definido por el director de este organismo, Richard Inglewood, como "vergonzoso".

"Es vergonzoso que las instituciones no pudieran reunir los fondos necesarios para mantener esta maravillosa obra de arte en el país", se lamentó Inglewood en declaraciones a la BBC. Niño con paloma es un cuadro muy querido en Londres, donde estuvo cedido desde 1970 a 2010 a la National Gallery por sus anteriores propietarios, una familia aristócrata galesa que adquirió el lienzo más de veinte años después de su llegada a Inglaterra, en 1924.

Los expertos consideran esta pintura "clave" para entender la evolución del artista desde un impresionismo inicial a una estética más matizada, que puede apreciarse en los trazos regulares con los que Picasso dibuja un niño que sujeta una paloma en tonos azules y verdes oscuros.