Biden: El papa le dio "gran consuelo" por muerte de su hijo

El presidente estadounidense Joe Biden reflexionó el domingo sobre su relación con el papa Francisco al acercarse el fin de su visita a Roma, diciendo que el pontífice le ha traído gran consuelo d...

El presidente estadounidense Joe Biden reflexionó el domingo sobre su relación con el papa Francisco al acercarse el fin de su visita a Roma, diciendo que el pontífice le ha traído gran consuelo desde la muerte de su hijo Beau hace más de seis años.

Durante su última conferencia de prensa en la cumbre del Grupo de los 20, se le preguntó a Biden acerca de su reunión privada con el papa el viernes. Emocionado, el mandatario recordó su reunión de septiembre de 2015 con el pontífice cuando éste visitó Estados Unidos.

Este es un hombre que tiene gran empatía, manifestó Biden. Es un hombre que entiende que parte de su cristianismo es extender la mano y perdonar. Y, por lo tanto, encuentro que mi relación con él es una que personalmente me da gran consuelo.

Biden, católico practicante, era vicepresidente en la época en que Francisco visitó Estados Unidos. El presidente Barack Obama le pidió que acompañara al papa en su viaje a Filadelfia.

Biden dijo que las heridas aún estaban a flor de piel a consecuencia de la muerte de Beau, el exprocurador de Delaware que falleció de cáncer cerebral unos meses antes de la visita del papa.

Antes de partir de Filadelfia, Francisco solicitó reunirse en privado con Biden y su familia. El presidente, que previamente ya ha hablado sobre esa reunión, pareció contener las lágrimas el domingo al recordar lo mucho que el pontífice sabía sobre su hijo fallecido.

Él no habló acerca de él en forma genérica, manifestó Biden sobre la reunión, que dijo duró unos 10 o 15 minutos en un hangar del aeropuerto de Filadelfia. Él sabía la clase de hombre que era. Y tuvo un efecto tan catártico sobre sus hijos, y mi esposa, sobre nuestra familia, que fue muy significativo.

Tras reunirse con el papa el viernes, Biden dijo que Francisco le dijo que debería seguir recibiendo la Sagrada Comunión. Algunos líderes conservadores de la Iglesia en Estados Unidos dicen que no se le debería permitir recibir ese sacramento debido a que respalda el derecho al aborto.