Alcalde: 91% de trabajadores de ciudad de NY están vacunados

Nueve de cada 10 trabajadores municipales de la ciudad de Nueva York se han vacunado contra el COVID-19 conforme se aproxima el vencimiento del plazo para hacerlo, informa el alcalde Bill de Blasio.

Nueve de cada 10 trabajadores municipales de la ciudad de Nueva York se han vacunado contra el COVID-19 conforme se aproxima el vencimiento del plazo para hacerlo, informa el alcalde Bill de Blasio.

De Blasio tuiteó el sábado en la noche que el 91% de los empleados de la ciudad han recibido la vacuna, lo que representa un marcado incremento respecto al 83% el viernes por la noche.

De acuerdo con un requerimiento de la ciudad, aquellos que no hayan recibido una dosis de la vacuna serán suspendidos sin sueldo a partir del lunes, lo que incrementa la posibilidad de una escasez de elementos de la policía, bomberos y paramédicos. Nueva York tiene más de 300.000 trabajadores.

El Departamento de Policía, que emplea a unos 36.000 agentes y unos 19.000 trabajadores civiles, reportó una tasa de vacunación del 84% hasta el domingo por la mañana, mientras que el Departamento de Bomberos anunció ese día en la tarde que el 80% de sus trabajadores estaban vacunados: 75% de los bomberos, 87% de los paramédicos y 90% de los empleados civiles.

El comisionado de bomberos, Daniel Nigro, negó los reportes de que algunas estaciones hayan sido cerradas debido a escasez de personal.

El departamento no ha cerrado ninguna estación, indicó Nigro en un comunicado difundido el domingo en la mañana. Ausencias irresponsables por enfermedades falsas de algunos de nuestros miembros están creando un riesgo para los neoyorquinos y sus colegas bomberos. Necesitan volver a trabajar o asumir las consecuencias de sus actos".

Las autoridades de la ciudad han sopesado diversas medidas para lidiar con la anticipada escasez de elementos a partir del lunes.

El Departamento de Bomberos ha dicho que estaba preparado a cerrar hasta el 20% de sus compañías y tener 20% menos ambulancias en servicio, además de cambiar turnos, cancelar vacaciones y recurrir a paramédicos externos para compensar la falta de personal.

De Blasio indicó que el departamento de sanidad comenzará a operar en turnos de 12 horas, a diferencia de los turnos habituales de 8 horas, y empezará a trabajar los domingos para evitar que se acumule la basura.