La cumbre climática de la ONU comienza en Glasgow

La cumbre climática de Naciones Unidas en Glasgow comenzaba oficialmente el domingo, un día antes de que jefes de gobierno de todo el mundo se reunieran en la ciudad más grande de Escocia para pres...

La cumbre climática de Naciones Unidas en Glasgow comenzaba oficialmente el domingo, un día antes de que jefes de gobierno de todo el mundo se reunieran en la ciudad más grande de Escocia para presentar su visión sobre cómo combatir el desafío común del calentamiento global.

La reunión congregará a negociadores de casi 200 países para buscar una solución a cuestiones pendientes desde el Acuerdo Climático de París de 2015 e impulsar sus esfuerzos para impedir que las temperaturas globales suban más de 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) este siglo en comparación con las era preindustrial.

Los científicos dicen que las posibilidades de alcanzar ese objetivo, acordado hace seis años en la capital de Francia, se desvanecen poco a poco. El mundo ya se ha calentado más de 1,1 grados y las previsiones actuales son de alcance los 2,7 grados Celsius adicionales para 2100.

La cantidad de energía que provocaría ese calentamiento del planeta derretiría buena parte del hielo de la Tierra, subiría el nivel del mar en todo el mundo y aumentaría de forma considerable la probabilidad e intensidad de los fenómenos climáticos extremos, según los expertos.

Muchas de las cuestiones a abordar en las conversaciones entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre llevan décadas sobre la mesa, como la ayuda de países ricos a las naciones pobres para reducir emisiones y adaptarse a un mundo más cálido. La lentitud de las acciones ha indignado a muchos activistas ambientales, que se espera celebren protestas sonoras y creativas durante la cumbre.

Se esperaba que el primer día de la cita se centrara en cuestiones de procedimiento. Una gran preocupación era que no todos los delegados pudieran reunirse en persona debido a las limitaciones de aforo del recinto y de las salas individuales para prevenir contagios de COVID-19.