Los líderes del G20 miran al clima en último día de cumbre

Los líderes de las economías más grandes del mundo tenían previsto abordar el domingo el cambio climático, en el último día de la cumbre del fin de semana en Roma. Se esperaba que la jornada ma...

Los líderes de las economías más grandes del mundo tenían previsto abordar el domingo el cambio climático, en el último día de la cumbre del fin de semana en Roma. Se esperaba que la jornada marcara el tono para la gran conferencia climática que se celebrará en Glasgow, Escocia, durante las próximas dos semanas.

El Grupo de los 20, que representa más de tres cuartos de las emisiones mundiales de efecto invernadero, buscaba terreno común sobre cómo reducir las emisiones al tiempo que ayudaban a los países pobres a gestionar el impacto de las temperaturas en alza.

Si la cumbre del G20 termina con compromisos débiles, podría perderse el impulso para las negociaciones más amplias en Glasgow, una cita anual con representación de países de todo el mundo, incluidos estados pobres más vulnerables a la subida del nivel del mar, la desertificación y otros efectos del cambio climático.

El futuro del carbón, una fuente clave de emisiones de efecto invernadero, ha sido de los temas más difíciles para conseguir un acuerdo en el G20. Sin embargo, Estados Unidos y otros países confían en conseguir un compromiso para poner fin al financiamiento en el extranjero de generación de electricidad con carbón, indicó un funcionario de Estados Unidos que habló bajo condición de anonimato para adelantar los planes del presidente, Joe Biden.

Los países occidentales han abandonado el financiamiento de proyectos de carbón en países en desarrollo, y ahora las grandes economías asiáticas hacen lo mismo. El presidente de China, Xi Jinping, anunció el mes pasado en la Asamblea General de Naciones Unidas que Beijing dejaría de financiar estos proyectos, mientras que Japón y Corea del Sur hicieron compromisos similares este año.

Sin embargo, China no ha puesto una fecha para dejar de construir centrales de carbón en su país. El carbón sigue siendo su principal fuente de energía y tanto China como India se han resistido a los intentos de que el G20 haga una declaración sobre el abandono gradual del consumo interno de carbón.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo antes de la cumbre de Roma que había intentado sin éxito conseguir un compromiso sobre el abandono gradual del carbón por parte de Xi, que no viajó a la cita.

"Queremos que estos líderes (...) se centren en los compromisos que puedan hacen, dejando atrás el uso de combustibles fósiles, dejando atrás las centrales eléctricas de carbón en su país", dijo Johnson en Glasgow.

Los activistas climáticos confiaban en que los países ricos del G20 tomaran medidas para cumplir sus antiguos pero aún no completados compromisos de reunir 100.000 millones de dólares anuales para ayudar a los países en desarrollo a avanzar hacia economías más verdes y adaptarse al cambio climático.

El príncipe Carlos, un veterano ambientalista, tenía previsto dirigirse el domingo al G20.

Los líderes del G20 también abordaron la pandemia del COVID-19 y la distribución dispar de las vacunas en el mundo. El sábado respaldaron imponer una tasa mínima global a las corporaciones, un pilar de las nuevas reglas fiscales internacionales dirigidas a combatir los paraísos fiscales mientras se disparan los beneficios de algunas multinacionales.

Y tras una reunión en un aparte de la cumbre sobre el programa nuclear iraní, Biden, Johnson, la alemana Angela Merkel y el francés Emmanuel Macron hicieron una declaración conjunta en la que expresaron su determinación para asegurar que Irán nunca puede desarrollar o adquirir un arma nuclear.

También mostraron su preocupación porque Teherán ha acelerado el ritmo de pasos nucleares provocadores tras detener las negociaciones sobre un regreso al acuerdo nuclear entre Irán y potencias internacionales.

___

Los periodistas de Associated Press Jill Lawless, Josh Boak, Zeke Miller y David McHugh en Roma contribuyeron a este despacho.