Kuwait y Emiratos se suman a medidas saudíes contra Líbano

Políticos libaneses luchan por resolver una disputa diplomática con Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico el sábado, luego que las declaraciones de un ministro del Gabinete del Líbano s...

Políticos libaneses luchan por resolver una disputa diplomática con Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico el sábado, luego que las declaraciones de un ministro del Gabinete del Líbano sobre la guerra en Yemen desataron su ira.

Kuwait y los Emiratos írabes Unidos se sumaron a los saudíes con medidas contra Líbano, lo que aumenta la presión hacia un país que necesita urgentemente ayuda extranjera para lidiar con una crisis económica y financiera incapacitante.

La discusión se registra durante una de las peores rupturas de los últimos años entre los países del Golfo y el Líbano. Las relaciones se han tensado por el aumento de la influencia de Irán en el pequeño país, del que Arabia Saudí ha sido tradicionalmente un fuerte aliado.

La tarde del sábado, el embajador saudí para Beirut, Waleed Bukhari, viajó a casa luego de ser mandado llamar por su gobierno, de acuerdo con funcionarios del aeropuerto en Beirut. La partida de Bukhari sucedió un día después que Arabia Saudí ordenó al embajador libanés para Riad que saliera del país en un plazo de 48 horas y prohibió todas las importaciones de Líbano.

Por décadas, Arabia Saudí ha sido por décadas un mercado importante para los productos libaneses.

La decisión se produjo días después de que circulara en las redes sociales un vídeo en que el ministro libanés de Información, George Kordahi, calificó la guerra en Yemen de agresión por parte de Arabia Saudí y Emiratos írabes Unidos. Añadió que la guerra en Yemen es absurda y debe detenerse porque él se opone a las guerras entre árabes.