Demócratas buscan incluir ayuda a migrantes en plan de Biden

para negar cualquier decisión de MacDonough que bloquee las cláusulas sobre inmigración.

para negar cualquier decisión de MacDonough que bloquee las cláusulas sobre inmigración.

Se desconoce si los demócratas cuentan con el respaldo unánime del partido que necesitarían para aprobar el plan. En ocasiones anteriores, los líderes han mostrado poco entusiasmo por revertir la decisión de la parlamentaria.

El marco económico de la Casa Blanca apenas describía la manera en que se utilizarían los 100.000 millones de dólares. Señaló que el dinero ayudaría a reducir varios retrasos en el proceso migratorio, brindaría mayor representación legal y haría que el sistema de asilo y el procesamiento fronterizo fueran más eficientes y humanos.

Una versión inicial de la Cámara de Representantes sobre la iniciativa económica permitiría al gobierno utilizar cientos de miles de visas sin usar para admitir el ingreso de personas al país. También modificaría una vieja ley que permite que los migrantes que estaban en el país antes de 2010 soliciten estatus de permanencia legal. El estatuto aplica actualmente a las personas que estaban en Estados Unidos antes de 1972 y que es prácticamente irrelevante.

Las dos cámaras del Congreso tendrán que aprobar el plan idéntico antes de que Biden pueda firmarlo.

En las últimas semanas, la parlamentaria del Senado ha decidido en contra de dos propuestas migratorias previas. Una habría brindado herramientas para la residencia permanente a 8 millones de inmigrantes. La otra, al igual que la iniciativa de la cámara baja, habría actualizado la ley que permite que aquellos que están en el país desde antes de 1972 soliciten estatus permanente.

El plan de 1,75 billones de dólares es de la mitad del precio que se tenía planeado hace apenas tres meses, omite algunas prioridades como el requerimiento de ausencia pagada por asuntos familiares y deja decisiones detalladas para más adelante.