Abogado: Promesas EEUU sobre Assange son insuficientes

Las promesas de Washington de que no someterá al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a condiciones severas de encarcelamiento si se lo extradita para responder a la justicia estadounidense no bast...

Las promesas de Washington de que no someterá al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a condiciones severas de encarcelamiento si se lo extradita para responder a la justicia estadounidense no bastan para responder a los temores sobre su salud mental frágil y el alto riesgo de suicidio, sostuvo su abogado defensor el jueves.

El abogado Edward Fitzgerald dijo que la enfermedad mental de su defendido era demasiado frágil pata permitir la extradición a Estados Unidos para que lo juzguen por espionaje.

El gobierno estadounidense busca la anulación del fallo de una corte británica inferior que rechazó el pedido de extradición para que responda por la publicación de documentos militares secretos hace una década. La jueza Vanessa Baraitser sentenció que existía la probabilidad de que Assange se suicidara si lo sometían a las duras condiciones carcelarias de Estados Unidos.

El miércoles, un abogado que defiende la causa del gobierno estadounidense dijo que las autoridades de ese país han prometido no encerrar a Assange en una prisión de máxima seguridad ni someterlo al aislamiento estricto. De ser condenado, Assange podría purgar su pena en Australia, su país natal.

Pero Fitzgerald sostuvo que las promesas de Estados Unidos no eliminan el riesgo de que Assange sea detenido en aislamiento extremo en el largo plazo, y que el riesgo de suicidio en caso de extradición sigue siendo elevado.

Es perfectamente razonable considerar opresiva la extradición de una persona mentalmente trastornada porque ésta probablemente conducirá a su muerte, dijo. Añadió que los jueces deberían utilizar su poder para proteger a la gente de la extradición a una potencia extranjera donde no tendremos control sobre lo que se les hace.

Los fiscales federales acusan a Assange de espionaje y uso indebido de una computadora ap publicar miles de documentos militares y diplomáticos filtrados. La pena máxima en el caso es de 175 años de prisión.

Assange, de 50 años, se encuentra encarcelado en la prisión de alta seguridad de Belmarsh. No asistió a la audiencia del jueves, aunque en la del miércoles se conecto ocasionalmente por videoenlace.

El fallo de la corte podría demorar varias semanas, y la parte perdedora pueda apelar ante la Corte Suprema.