Juez: Toledo puede presentar documentos sellados de salud

Un juez federal de California accedió al pedido de Alejandro Toledo y le allanó el camino para que presente ante el tribunal documentos sellados sobre su salud, uno de los más recientes intentos de...

Un juez federal de California accedió al pedido de Alejandro Toledo y le allanó el camino para que presente ante el tribunal documentos sellados sobre su salud, uno de los más recientes intentos del expresidente de Perú por evitar su regreso a la cárcel mientras espera la decisión del Departamento de Estado sobre su extradición.

En un breve documento de un párrafo el magistrado Thomas Hixon ordenó lunes en la noche que permanezcan bajo secreto y sin acceso público las pruebas y documentos que, según Toledo, contienen información médica personal delicada.

Hixon certificó a fines de septiembre la extradición de Toledo, que es requerido por la justicia de su país para enfrentar acusaciones de corrupción relacionadas con un escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

La certificación de la extradición no puede ser apelada. El Departamento de Estado tiene ahora la última palabra sobre la repatriación de Toledo, pero aún no se ha expedido. Mientras eso sucede, Toledo podría presentar un recurso de habeas corpus ante otro juez alegando que ha sido detenido de manera ilegal, en un intento por dilatar el proceso y evitar su extradición.

Su defensa, sin embargo, no se ha pronunciado públicamente sobre si lo hará o no. Ese recurso le permitiría volver a presentarse ante un juez o un tribunal.

La decisión del juez de autorizar la presentación de los documentos sellados tuvo lugar días después de que el expresidente respondiera un pedido de la fiscalía al juez para que regrese a prisión mientas el secretario de Estado, Anthony Blinken, decide su extradición al considerar que si permanece detenido en su casa podría fugarse.

Toledo alega que debería permanecer bajo arresto domiciliario debido a problemas de salud y al riesgo de contagio de COVID-19 en una cárcel.

El expresidente fue detenido en Estados Unidos en 2019. Posteriormente obtuvo el arresto domiciliario.

Según los fiscales de su país, Toledo habría recibido hasta 35 millones de Odebrecht para favorecerla en varias obras de infraestructura durante su mandato entre 2001 y 2006.