El presidente de Uzbekistán gana un segundo mandato

El actual líder de Uzbekistán ganó un segundo mandato de cinco años en la nación de Asia Central, fuertemente controlada, mostraron resultados preliminares el lunes.

El actual líder de Uzbekistán ganó un segundo mandato de cinco años en la nación de Asia Central, fuertemente controlada, mostraron resultados preliminares el lunes.

El presidente Shavkat Mirziyoyev recibió el 80,1% de los votos del domingo, anunció la Comisión Electoral Central.

Mirziyoyev, quien asumió el cargo en 2016 tras la muerte del líder Islam Karimov, ha relajado muchas de las políticas de su predecesor dictatorial, pero ha mantenido controles rígidos sobre la escena política.

En las elecciones del domingo, Mirziyoyev se enfrentó a cuatro candidatos de relativamente poca visibilidad que ni siquiera se presentaron a los debates televisados, sino que enviaron representantes. No se permitieron candidatos independientes, y si no hubiera sido por las vallas publicitarias que presentaban a los candidatos y los mensajes de texto enviados por el gobierno recordando a los votantes sobre las próximas elecciones, la campaña fue de bajo perfil.

A pesar de la ausencia significativa de contendientes, la participación electoral fue de 80,8%.

Los observadores internacionales han acogido con beneplácito las recientes reformas en Uzbekistán, pero consideran que no son suficientes.

Representantes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y del Parlamento Europeo participaron en una misión de observación conjunta.

Con Mirziyoyev, la libertad de expresión se ha ampliado en comparación con las restricciones existentes con Karimov, y han aparecido algunos medios de comunicación independientes y blogueros. El actual mandatario también ha relajado los estrictos controles sobre el islam en el país predominantemente musulmán que Karimov impuso para contrarrestar las opiniones disidentes.

Mirziyoyev levantó los controles sobre las divisas, lo que ayudó a alentar la inversión extranjera, y ha arreglado relaciones exteriores que se deterioraron con Karimov.

El presidente ruso, Vladimir Putin, fue el primero en felicitar a Mirziyoyev por su reelección.

Uliana Pavlova y Vladimir Isachenkov contribuyeron a este informe desde Moscú.