Israel aprobará 3.000 casas en asentamientos en Cisjordania

Israel parecía encaminada a aprobar esta semana la construcción de miles de nuevas viviendas para colonos judíos en Cisjordania, según indicó el domingo un grupo que monitorea los asentamientos.

Israel parecía encaminada a aprobar esta semana la construcción de miles de nuevas viviendas para colonos judíos en Cisjordania, según indicó el domingo un grupo que monitorea los asentamientos.

El plan para autorizar unas 3.000 nuevas unidades de asentamientos en Cisjordania ya ha provocado peticiones de moderación de Estados Unidos, que el viernes expresó su preocupación por el proyecto.

Está previsto que el miércoles se reúna un comité para autorizar 2.800 viviendas en el corazón de Cisjordania, indicó Hagit Ofran, del grupo antiasentamientos Peace Now, lo que complicaría cualquier esfuerzo de crear un estado palestino. Más de la mitad de esas viviendas recibirían su aprobación definitiva, lo que supondría que las obras podrían comenzar el próximo año.

El vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos Ned Price dijo el viernes que Washington está preocupado por los planes de construcción. Pidió a Israel y a los palestinos que eviten medidas unilaterales que agravan la tensión y socavan los esfuerzos para avanzar en una solución negociada de dos estados al conflicto.

Los palestinos buscan Cisjordania, junto con la Franja de Gaza y Jerusalén Oriental, zonas capturadas por Israel en la Guerra de Oriente Medio de 1967, para su futuro estado. Los palestinos consideran los asentamientos, en los que viven unos 700.000 colonos, como el principal obstáculo para la paz. La mayoría de la comunidad internacional considera ilegales los asentamientos.

Israel considera Cisjordania como el corazón histórico y bíblico de la patria del pueblo judío.

Israel también tiene previsto autorizar 1.600 viviendas para los palestinos en las zonas de Cisjordania que controla, según Ofran. Pero los críticos señalan que la decisión se toma por iniciativa de los residentes y no del gobierno israelí, y que la cifra es apenas una parte de los permisos de construcción solicitados por palestinos durante varios años.