Grupos palestinos fustigan designación por parte de Israel

Activistas dijeron el sábado que esperan que el rechazo internacional ayude a revertir la designación por parte de Israel de seis grupos palestinos de derechos humanos como organizaciones terrorista...

Activistas dijeron el sábado que esperan que el rechazo internacional ayude a revertir la designación por parte de Israel de seis grupos palestinos de derechos humanos como organizaciones terroristas, una calificación que efectivamente los proscribió.

Dos de los seis grupos dijeron que no serán forzados a operar clandestinamente pese a la incertidumbre por el nuevo estatus, que le permitiría a Israel allanar las oficinas de los grupos, confiscar bienes, arrestar a empleados y penalizar el financiamiento y las expresiones de respaldo. Los activistas dijeron que van a objetar legalmente la decisión del ministro de Defensa, Benny Gantz.

La etiqueta de terrorista aplicada por Israel a los seis grupos, incluso algunos que reciben fondos de la Unión Europea, parece haber tomado por sorpresa a Estados Unidos y Europa. Pudiera forzarlos a tomar partido en un momento en que las gestiones para negociar los términos de un estado palestino junto a Israel están empantanadas.

Desde hace años, Estados Unidos y la UE se han centrado en el control del conflicto, incluso con el fortalecimiento de la sociedad civil palestina, al tiempo que no ejercen presiones grandes sobre Israel para que frene la construcción de asentamientos en tierras que los palestinos quieren para su estado.

Israel dijo que los seis grupos son una fachada del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), un pequeño movimiento secular de izquierda que tiene un partido político y una rama armada que ha lanzado ataques fatales contra israelíes.

Los activistas de derechos han denunciado la designación por parte de Israel, diciendo que es un intento claro de prevenir que los grupos documenten los abusos en los territorios ocupados, mayormente por Israel, pero también por la cada vez más impopular Autoridad Palestina, que gobierna Cisjordania.

Esperamos que la comunidad internacional ejerza suficiente presión sobre Israel para que se retracte, dijo Ubai Aboudi, jefe del Centro Bisan para Estudios y Desarrollo, uno de los grupos afectados.

Bisan y Al-Haq, el más antiguo de los grupos palestinos de derechos, dijeron que no habían tenido contacto con las autoridades israelíes desde el anuncio el viernes. Bisan y Al-Haq negaron tener lazos con el FPLP, que es considerada una organización terrorista por Israel y Occidente.

La reacción internacional fue desde simplemente fría a duramente crítica.

Estados Unidos, el principal aliado de Israel, dijo que no recibió aviso de la decisión y que solicitaría más detalles. Nosotros creemos que el respeto a los derechos humanos, las libertades fundamentales y una sociedad civil fuerte son sumamente importantes para una gobernanza responsable y sensible, dijo el viernes el vocero del Departamento de Estado Ned Price.