Colombia apoyará con caso de prófugo capturado en Jamaica

El colombiano Mario Antonio Palacios Palacios -prófugo de la justicia y señalado de participar en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moí¯se- fue capturado en Jamaica, confirmó el vier...

El colombiano Mario Antonio Palacios Palacios -prófugo de la justicia y señalado de participar en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moí¯se- fue capturado en Jamaica, confirmó el viernes la policía de Colombia.

Las autoridades de su país ofrecieron su colaboración con Jamaica y Haití frente a cualquier requerimiento. Lo que procede ahora de acuerdo con el convenio de Interpol son los trámites de extradición hacia Haití", indicó el director de la policía colombiana, general Jorge Luis Vargas Valencia, en una declaración oficial.

La notificación fue recibida desde la Oficina Central Nacional de Interpol Jamaica junto a una solicitud para verificar si Palacios, un exmilitar de 43 años, tenía requerimientos judiciales en su país natal, agregó Vargas.

Haití emitió el viernes una notificación roja de Interpol contra Palacios por los cargos de intento de asesinato, robo a mano armada y asociación delictiva.

La víspera, una inspectora de policía de Jamaica confirmó a The Associated Press el arresto de uno de los colombianos sospechosos de participar en el asesinato de Moí¯se sin revelar su identidad.

El 7 de julio de este año, un grupo de mercenarios colombianos y haitiano-estadounidenses irrumpieron en la residencia del presidente Moí¯se, quien fue asesinado y dejaron a su esposa herida. Los asaltantes huyeron y hasta el momento han sido arrestados más de 40 sospechosos, entre ellos 18 exmilitares colombianos.

El presidente colombiano Iván Duque ha explicado que la mayoría de los exmilitares viajaron a Haití sin saber el propósito criminal de la operación.

Haití ha indicado que los autores intelectuales continúan prófugos. Uno de ellos sería Joseph Félix Badio, exfuncionario del Ministerio de Justicia de Haití, quien habría dado la orden de asesinar al presidente, según la policía colombiana.