Panel de CDC aprueba campaña de refuerzos contra COVID-19

Millones de estadounidenses más están un paso más cerca de recibir un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, toda vez que un influyente grupo de asesores gubernamentales avaló el jueves la apli...

Millones de estadounidenses más están un paso más cerca de recibir un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, toda vez que un influyente grupo de asesores gubernamentales avaló el jueves la aplicación de dosis adicionales de las tres vacunas aprobadas en el país, y abrió la posibilidad de que la población pueda elegir qué vacuna ponerse para ese refuerzo.

Ciertas personas que recibieron la vacuna de Pfizer hace varios meses ya son elegibles para un refuerzo, y ahora los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) aseguran que algunos de los que se vacunaron con Moderna o Johnson & Johnson también deberían ser elegibles. En un cambio todavía más grande, el panel dejó abierta la opción de combinar las vacunas para la dosis de refuerzo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus iniciales en inglés) ya había autorizado el miércoles la expansión de la campaña de aplicación de refuerzos, pero los CDC, por recomendación de su panel de asesores, tienen la última palabra sobre quiénes recibirían las dosis adicionales. Se prevé que la directora de los CDC, la doctora Rochelle Walensky, emita pronto su decisión.

Estamos en un momento distinto de la pandemia, pues anteriormente, los problemas de abastecimiento significaban que las personas debían aplicarse la vacuna que estuviera disponible, destacó la asesora de los CDC, la doctora Helen Keipp Talbot, de la Universidad de Vanderbilt.

Dijo que no tiene precio poder elegir una vacuna distinta para el refuerzo en caso de que, por ejemplo, alguien esté en riesgo de contraer un inusual efecto secundario de alguna vacuna en específico.

Aún existen restricciones sobre quién es elegible para un refuerzo y cuándo. A partir de los primeros seis meses desde su última dosis de Pfizer, se llama a la población a recibir un refuerzo en caso de ser mayores de 65 años, residentes de asilos de ancianos, o tengan al menos 50 años y estén en riesgo de enfermedad grave por problemas de salud. También se permite que se administren refuerzos, aunque sin tanta urgencia, a los adultos de cualquier edad con mayor riesgo de infección, ya sea por problemas de salud, o por su situación laboral o condiciones de vida. Ello incluye a los empleados de salud, maestros y personas en prisiones o albergues para indigentes.

El panel de los CDC respaldó los mismos requisitos para que los vacunados con Moderna reciban un refuerzo. El refuerzo de Moderna será de media dosis en comparación con las dos inyecciones originales.

En cuanto a los vacunados con J&J, se recomienda un refuerzo para todos al menos dos meses después de recibir la dosis única. Esto se debe a que la vacuna de J&J no ha resultado tan eficaz como las opciones de Moderna y Pfizer, ambas de dos aplicaciones.

__

El Departamento de Salud y Ciencias de The Associated Press recibe el apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.