El secretario de la OTAN urge a Corea del Norte a acabar con las provocaciones

  • Para la OTAN las "provocaciones" de Corea del Norte son "una seria amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad regional e internacional".
  • La gran incógnita es si el régimen norcoreano tiene o no capacidad para montar cabezas nucleares en misiles.
  • China es la gran esperanza para que intermedie con Corea del Norte para rebajar la tensión en la península y toda la zona.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, pidió este viernes en Seúl a Corea del Norte que acabe con sus provocaciones, ya que suponen "una seria amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad regional e internacional".

"Corea del Norte mantiene un desafío constante a la voluntad de la comunidad internacional. Yo pido a las autoridades norcoreanas que acaben inmediatamente con las medidas desestabilizadoras y su búsqueda de armas de destrucción masiva", apuntó Rasmussen en una rueda de prensa.

La visita de Rasmussen, la primera de un líder de la OTAN a Corea del Sur, se produce en medio de una prolongada e intensa campaña de amenazas del régimen norcoreano contra Seúl y Washington, cuyos ejércitos se encuentran en alerta elevada ante la posibilidad de una prueba de misiles del país comunista, que puede llegar en cualquier momento según fuentes de inteligencia.

El régimen comunista tiene la capacidad de lanzar misiles "En mis reuniones aquí reiteré la contundente condena de la OTAN a la retórica y medidas de provocación de Corea del Norte, que suponen una seria amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad regional e internacional", aseguró Rasmussen

Preguntado sobre la posibilidad de que Corea del Norte lleve a cabo medidas militares que vayan más allá de las provocaciones retóricas, el secretario general de la OTAN dijo que "el régimen comunista tiene la capacidad de lanzar misiles", pero no quiso valorar si Pyongyang tiene capacidad para montar un misil nuclear.

En su segunda jornada en Corea del Sur, Rasmussen, se entrevistó con la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, el ministro de Exteriores, Yoon Byung-se, y el de Defensa, Kim Kwan-jin, con quienes trató diversos asuntos relativos a la seguridad internacional y regional, según fuentes del Gobierno de Seúl.

Mediación de China

El Gobierno chino mantiene "una estrecha comunicación" con todas las partes implicadas en el conflicto de la península coreana, pero no confirmó si algún alto cargo chino se ha reunido recientemente con las autoridades del régimen de Pyongyang.

"No importa cómo cambie la situación, estamos comprometidos con la paz, la estabilidad y la desnuclearización de la península", dijo este viernes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, en una rueda de prensa ordinaria.

Pyongyang ha intensificado sus amenazas de atacar a Corea del Sur y Estados Unidos El portavoz instó a todas las partes implicadas en el conflicto que, ante la delicada situación actual, "guarden la calma y no cometan acciones que incrementen la tensión". "Todos debemos pensar en el interés común a largo plazo y llevar a cabo actos que contribuyan a la paz y la estabilidad", añadió.

Estados Unidos y Corea del Sur creen que Corea del Norte prevé lanzar un misil alrededor del 15 de abril, aniversario del nacimiento del fundador del Estado norcoreano, Kim Il-sung.

En los últimos días, Pyongyang ha intensificado sus amenazas de atacar a Corea del Sur y Estados Unidos, y Seúl ha advertido de que el régimen norcoreano podría lanzar un misil de prueba "en cualquier momento".

Hoy, sin embargo, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur indicó que no cree que Corea del Norte haya logrado reducir lo suficiente el tamaño de sus ojivas nucleares como para instalarlas en misiles.

Corea del Sur ha pedido en varias ocasiones la mediación de Rusia y China -casi los únicos aliados de Pyongyang, sobre todo en el ámbito económico- para poder convencer a Corea del Norte de que ponga fin a sus provocaciones militares, aunque se desconoce la capacidad de ambas potencias de frenar las intenciones del régimen de Kim Jong-un.