La UE se centra en suministro de energía ante auge de precio

Los líderes de la Unión Europea intentaban el jueves salvaguardar los suministros de energía del bloque de 27 naciones al tiempo que aceleraban la transición para abandonar los contaminantes combu...

Los líderes de la Unión Europea intentaban el jueves salvaguardar los suministros de energía del bloque de 27 naciones al tiempo que aceleraban la transición para abandonar los contaminantes combustibles fósiles en favor de alternativas sostenibles.

El debate energético en la cumbre de jefes de gobierno de la UE se producía en medio de un auge de los precios, que castigaban a negocios y familias aún afectados por la pandemia del COVID-19.

La cumbre se celebraba 10 días antes de la apertura de la cumbre climática de Naciones Unidas, ampliamente considerada como la última oportunidad para contener el calentamiento global a 1,5 grados Celsius respecto a la era preindustrial.

La transición a la energía limpia no sólo es vital para nuestro planeta. También es crucial para nuestra economía y para la resiliencia ante conmociones en el precio de la energía, afirmó el miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a los parlamentarios europeos.

El debate sobre los crecientes precios de la energía se celebraba también en un contexto de gélidas relaciones con Rusia, un proveedor crucial de gas a Europa.

Von der Leyen dijo a los legisladores que como el bloque importa el 90% de su gas -buena parte a Rusia-, esto nos hace vulnerables. El gas supone un cuarto de todo el consumo energético europeo.

Los precios del gas se han disparado este año, de unos 19 euros a 95 euros por megavatio-hora, lo que afecta desde a las facturas domésticas de calefacción, a los agricultores y productores de comida. La Comisión Europea, la rama ejecutiva de la UE, señala que los hogares de bajos ingresos son los más perjudicados porque dedican un porcentaje mayor de sus ingresos a la energía. Muchos países han ofrecido ya rebajas fiscales a la energía para suavizar el golpe.

Aunque todos los gobiernos quieren minimizar el impacto de los precios de la energía sobre su población, discrepan sobre la forma de hacerlo.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha culpado específicamente de la subida al Pacto Verde de la Comisión, que contempla recortar las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 y pretende que el bloque alcance la neutralidad de emisiones para 2050.

La crisis actual ha reanimado un debate sobre si la UE debería fomentar los proyectos de energía nuclear como forma de ganar independencia energética. Esto podría hacerse permitiendo que estos proyectos optaran a los miles de millones de euros del Pacto Verde y de los fondos de recuperación de la pandemia.

Los jefes de gobierno acordaron hace dos años que la energía nuclear podría formar parte de los esfuerzos de la UE para alcanzar la neutralidad de emisiones. Sin embargo, aún no han decidido si los proyectos nucleares pueden incluirse en la llamada taxonomía, un sistema de clasificación que intenta definir qué actividades pueden considerarse como inversiones sostenibles.

Francia pidió hace poco la inclusión de la energía nuclear en la taxonomía para finales de año, liderando a otros nueve países de la UE: Bulgaria, Croacia, República Checa, Finlandia, Hungría, Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia.

___

Corder informó desde La Haya, Holanda.