Marchan a favor y en contra de presidente ecuatoriano

Cientos de personas se concentraron el miércoles a favor del gobierno del presidente ecuatoriano Guillermo Lasso mientras que en la tarde se produjo una manifestación convocada por sindicalistas que...

Cientos de personas se concentraron el miércoles a favor del gobierno del presidente ecuatoriano Guillermo Lasso mientras que en la tarde se produjo una manifestación convocada por sindicalistas que entregaron en la Asamblea una propuesta de un nuevo código de trabajo.

La marcha de cientos de personas fue convocada por el Frente Unitario de los Trabajadores, cuyo presidente íngel Sánchez, aseveró que la propuesta busca un código laboral que sea ágil, dinámico eficaz y que cumpla hoy por hoy no tiene el código de trabajo actual, en vigencia desde 1938. Añadió que el documento "tiene que proporcionar seguridad jurídica a los empleadores, pero también garantizar los derechos laborales y la estabilidad a los trabajadores. Estamos pidiendo que el trabajo sea considerado un derecho social. Que no se precarice el trabajo y más que todo se cumpla con los convenios internacionales.

En medio de la demostración se escucharon reiterados gritos en contra de la elevación mensual de los precios de los combustibles.

En horas de la mañana, simpatizantes de Lasso se congregaron frente al Palacio de Gobierno, en el centro histórico de Quito, donde con música, cánticos, gritos, banderas, pancartas y el ensordecedor ruido de vuvuzelas expresaron su apoyo al gobierno, que empezó a fines de mayo.

El gobernante salió al balcón del palacio de gobierno desde donde afirmó que todos juntos vamos a defender a Quito de aquellos que les gusta la violencia, que quieren incendiar edificios públicos, que quieren secuestrar a policías y periodistas. Aquí está el pueblo ecuatoriano para decirles que no lo vamos a permitir.

Tales afirmaciones hacen alusión a las protestas de octubre de 2019 cuando cientos de indígenas protagonizaron casi por dos semanas violentas manifestaciones en rechazo al aumento del precio de la gasolina que terminaron en saqueos, destrucción de parques, ataques al edificio de la Asamblea y el incendio del edificio de la Contraloría. El gobierno del entonces presidente Lenín Moreno dio marcha atrás con la medida.

El mitin de apoyo se produjo luego de que desde inicios de semana se produjeran protestas de diversos sectores y bloqueos de vías en rechazo a la política económica de Lasso, especialmente las subas del precio de los combustibles que mantiene crispados los ánimos entre sindicalistas, agricultores, indígenas y otros grupos sociales que se sienten afectados por la medida.

Esos sectores están convocando a nuevas jornadas de protesta esta y la próxima semana.

En alrededor de un año y medio la gasolina de mayor consumo nacional pasó de 1,48 dólares el galón a 2,50 dólares.