Alarmante cantidad de niños son arrestados en EEUU

que estuvieron involucrados en un altercado con policías el 4 de julio del 2019 en San Fernando, California.

que estuvieron involucrados en un altercado con policías el 4 de julio del 2019 en San Fernando, California.

Fue en la noche, y un policía se les acercó para preguntarles si estaban lanzando fuegos artificiales, según el expediente. Los jóvenes estaban caminando en un parque, acompañados por el hermano mayor de uno de ellos y su perro.

Según la queja, los agentes siguieron a los chicos, advirtiéndoles que había toque de queda y que quedaban detenidos.

La policía asevera que los chicos fueron los culpables del caos subsiguiente, y los acusaron de agredir a un oficial y de resistirse al arresto.

Pero poco después apareció un video tomado con teléfono celular, mostrando a los policías apretando contra el suelo a dos de los jóvenes.

Un juez halló inocentes a los menores. Neal está demandando a la ciudad y al policía, en nombre de los menores.

La municipalidad niega que los policías usaron fuerza indebidamente, insistiendo en que los menores se resistían físicamente a ser arrestados.

Desafortunadamente la situación se escaló debido a la conducta de los menores, no por la conducta de los agentes, afirmó el abogado de la ciudad Dan Alderman.

R.R. y P.S. son hispanos. Las autoridades aseveran que hay razones por las cuales son más comunes los forcejeos contra miembros de minorías étnicas.

El doctor Richard Dudley, un psiquiatra pediátrico en Nueva York, explica que muchos policías sufren de un sesgo implícito que les hace ver a los niños negros como más grandes de lo que son.

Se crea un círculo vicioso, afirma Dudley, en que la policía reacciona mal ante estos menores, por lo cual los menores reaccionan agresivamente contra la policía, lo cual hace que los policías reaccionen con más fuerza.

Los niños miembros de minorías étnicas suelen tener interacciones negativas con la policía y quedan traumatizados.

Todas las conductas pasadas que han visto en los policías se convierten en telón de fondo para sus interacciones actuales con los agentes, explicó Dudley.

Es por ello que en dichas interacciones los chicos tienden a ser reacios o a reaccionar mal, dando la apariencia de estar resistiendo cuando en realidad, simplemente están asustados.

A los agentes no se les ocurre pensar que tengo aquí un niño asustado y tengo que calmarlo, expresó Dudley.

___

Wieffering es parte de la iniciativa Roy W. Howard de Periodismo Investigativo.