Migrantes en Necoclí piden soluciones en cumbre ministerial

Con preocupación y algo de esperanza, Nolsin Tovar, un migrante venezolano de 45 años, espera mejoras en su situación luego de la cumbre de cancilleres que encabezará el miércoles el secretario d...

Con preocupación y algo de esperanza, Nolsin Tovar, un migrante venezolano de 45 años, espera mejoras en su situación luego de la cumbre de cancilleres que encabezará el miércoles el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en su visita oficial a Bogotá.

Tovar es uno de los más de 15.000 migrantes que aguardan en Necoclí, del lado colombiano, desde hace semanas o incluso meses un boleto en lancha que los lleve hasta Acándí, municipio vecino que conecta directamente con el Darién, la inhóspita selva que separa a Colombia de Panamá. Ambos países acordaron permitir diariamente el paso de 500 migrantes por su frontera, lo que según autoridades locales colombianas es insuficiente porque los migrantes siguen llegando diariamente a Necoclí superando la capacidad del pueblo costero.

(Los funcionarios de migración) primero lo hacían de buena manera, después empezaron a decirnos violentamente que no vamos a pasar, ponían excusas: ˜Que en Panamá los van a deportar, que en Costa Rica no los quieren recibir™, dijo a The Associated Press Tovar, mecánico de profesión y quien busca llegar hasta Guatemala, donde viven algunos de sus familiares.

La región enfrenta un inusual flujo migratorio que ha superado la capacidad de varios gobiernos. La mayoría de los migrantes, de nacionalidad haitiana, partieron desde Chile o Brasil, a donde migraron años atrás tras el terremoto de 2010 y las crisis políticas.

No creo en las reuniones políticas porque terminan dando promesas que no se cumplen, esperemos que en esta haya una respuesta favorable: que nos abran el corredor humanitario a nosotros también, así como les están dando libre paso a los haitianos, dijo a la AP Jesús Vuelta, un migrante venezolano de 32 años.

Blinken, quien cumple el martes una visita oficial en Ecuador y viajará el miércoles a Colombia, respaldará las políticas para la migración segura, ordenada y humana que sean acordes con el derecho inmigratorio de cada país y que, al mismo tiempo, protejan a las poblaciones vulnerables, según indicó el viernes el Departamento de Estado.

Más de 107.000 personas han atravesado el Darién en lo que va del año, según las autoridades panameñas. La mayoría de los migrantes buscan llegar al norte del continente tras una travesía llena de dificultades, entre ellas, la trata de personas y la violencia sexual. Sin embargo, Estados Unidos ha deportado al menos 7.600 migrantes haitianos entre el 19 de septiembre y el 9 de octubre, de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).