GBretaña busca inversiones para reducir uso de carbono

Gran Bretaña anunció planes el martes para dejar de instalar en los hogares calefacción que consuma combustibles fósiles para 2035 en una reunión organizada por el gobierno con el fin de atraer i...

Gran Bretaña anunció planes el martes para dejar de instalar en los hogares calefacción que consuma combustibles fósiles para 2035 en una reunión organizada por el gobierno con el fin de atraer inversiones extranjeras multimillonarias para proyectos verdes en el país.

El primer ministro Boris Johnson dijo en la Cumbre Global de Inversiones en Londres que las inversiones del sector privado y la presión de los consumidores eran cruciales para reducir las emisiones de invernadero y controlar el cambio climático.

Yo dispongo de miles de millones, dijo Johnson en una sala repleta de líderes empresarios. Pero ustedes en esta sala disponen de billones.

El mercado se torna al verde, añadió.

Uno de los compromisos anunciados durante la reunión de un día en el Museo de Ciencias de Londres fue una sociedad con Breakthrough Energy Catalyst, de Bill Gates, para impulsar inversiones del sector privado por 200 millones de libras (274 millones de dólares) en programas de energía verde en el Reino Unido.

El gobierno dijo que la reunión atrajo compromisos de 10.000 millones de libras (13.800 millones de dólares) en nuevas inversiones extranjeras.

Johnson recibirá a mandatarios de todo el mundo en Glasgow, Escocia, para una cumbre climática de la ONU a fines de mes. Se considera que la reunión llamada COP26 es la última oportunidad para impedir que el calentamiento global supere 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

Dijo que Gran Bretaña tiene la responsabilidad de liderar la decarbonización del mundo porque, como cuna de la revolución industrial, fuimos los primeros en tejer la mortífera trama del CO2 que ahora impulsa el cambio climático.

Agregó que Gran Bretaña eliminará gradualmente la calefacción hogareña con combustibles fósiles para 2035 como parte de su meta de llegar a cero emisiones netas para 2050.

El gobierno dijo el martes que no se instalarán nuevas calderas a gas después de 2035. A partir del año entrante, los hogares podrán recibir subsidios de 5.000 libras para reemplazar las calderas a gas por artefactos de baja emisión.