Rusia dice haber expulsado de sus aguas a destructor de EEUU

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que un buque de guerra ruso impidió el viernes que un destructor de la Armada estadounidense realizara lo que dijo fue un intento de ingresar a aguas territ...

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que un buque de guerra ruso impidió el viernes que un destructor de la Armada estadounidense realizara lo que dijo fue un intento de ingresar a aguas territoriales rusas en el Mar de Japón.

Horas después, el Comando del Indo-Pacífico de Estados Unidos calificó de falsa la declaración rusa y señaló que la interacción entre los barcos fue segura y profesional.

El incidente ocurrió cuando Rusia y China realizaban maniobras navales conjuntas en la zona, y sigue a encuentros peligrosamente cercanos entre buques de guerra rusos y occidentales. Parece reflejar la intención de Moscú de intensificar sus despliegues para disuadir a Washington y sus aliados de enviar barcos a misiones cerca de aguas rusas, en un momento en que las relaciones entre Rusia y Occidente están en su peor nivel desde la Guerra Fría.

El ministerio indicó que el destructor ruso Almirante Tributs se acercó al destructor estadounidense USS Chafee para forzarlo a salir del área próxima a aguas territoriales rusas, la cual fue vedada para la navegación comercial debido a los ejercicios de artillería en la zona por las maniobras ruso-chinas.

Indicó que el navío ruso se acercó al buque estadounidense luego de que éste ignorara advertencias reiteradas de que saliera de la zona del golfo Pedro el Grande. El ministerio dijo que, tras hacer un intento de cruzar la frontera marítima rusa, el barco estadounidense cambió de curso cuando los dos navíos estaban a sólo 60 metros (66 yardas) de distancia entre sí y se alejó a toda velocidad.

En un comunicado, el Comando del Indo-Pacífico de Estados Unidos señaló que el Chafee efectuaba operaciones de rutina en aguas internacionales cuando el destructor ruso se acercó a casi 60 metros (65 yardas) del destructor, el cual se preparaba para operaciones de vuelo. Agregó que, aunque Rusia había emitido un Aviso a Pilotos y Marineros de que evitaran la zona durante un periodo posterior en el día, no estaba vigente al momento de la interacción entre los buques.

En todo momento, el USS Chafee condujo sus operaciones de acuerdo con el derecho y las costumbres internacionales, agregó.

Rusia dijo que las maniobras del destructor estadounidense habían sido una burda violación de las reglas internacionales para evitar colisiones de barcos y de un acuerdo de 1972 entre Moscú y Washington para impedir incidentes navales y aéreos. Convocó al agregado militar estadounidense para expresarle su protesta por lo que llamó la acción poco profesional de su tripulación.