Corte permite que Texas prohíba nuevamente los abortos

Texas puede continuar con la prohibición de la mayoría de los abortos después de que una corte federal de apelaciones rechazó el jueves el intento más reciente del gobierno del presidente Joe Bid...

Texas puede continuar con la prohibición de la mayoría de los abortos después de que una corte federal de apelaciones rechazó el jueves el intento más reciente del gobierno del presidente Joe Biden por revertir una nueva ley que se ha convertido en la mayor restricción a la interrupción del embarazo en Estados Unidos en casi medio siglo.

El fallo pone a la ley de Texas un paso más cerca de regresar a la Corte Suprema federal, que en septiembre permitió que la entidad prosiguiera con la prohibición de los abortos una vez que se detecte la actividad cardíaca del embrión, lo cual sucede aproximadamente a las seis semanas de gestación. No hay excepciones en casos de violación o incesto.

La nueva decisión de la Corte Federal de Apelaciones del 5to Circuito extiende una orden previa que por el momento mantiene vigente la ley de Texas, conocida como SB8. Es la tercera vez desde octubre que el tribunal de apelaciones, de mayoría conservadora, ha fallado a favor de Texas, permitiendo que las restricciones permanezcan vigentes.

Ello deja al Departamento de Justicia y a los proveedores de servicios de aborto del estado con cada vez menos opciones para intentar frenar la ley, la cual ha prevalecido hasta el momento debido a una estructura única que le delega a los ciudadanos privados la vigilancia de su cumplimiento. Cualquier persona que presente una demanda exitosa contra un proveedor de servicios de aborto por violar la medida tiene derecho a cobrar al menos 10.000 dólares en compensación, lo que el gobierno de Biden asegura equivale a una recompensa.

A pesar de las diversas impugnaciones jurídicas, antes y después de que la ley entrara en vigor el 1 de septiembre, sólo en una ocasión la corte ha fallado en favor de suspender la medida, y dicha orden sólo duró 48 horas.

Durante ese breve periodo, algunas clínicas de Texas se apresuraron a realizar abortos en pacientes con más de seis semanas de gestación, pero se cancelaron muchas citas después de que el tribunal del 5to circuito actuó rápidamente para restablecer la ley. El gobierno de Biden podría solicitar ahora una nueva audiencia o recurrir directamente a la Corte Suprema, tal como los proveedores de servicios de aborto lo intentaron sin éxito en agosto pasado.