UE pide proteger a residentes pobres ante alzas en energía

El brazo ejecutivo de la Unión Europea aconsejó el miércoles a los 27 países miembro que impulsen rebajas fiscales, ayudas estatales y otras medidas para ayudar a las familias y negocios a mitigar...

El brazo ejecutivo de la Unión Europea aconsejó el miércoles a los 27 países miembro que impulsen rebajas fiscales, ayudas estatales y otras medidas para ayudar a las familias y negocios a mitigar el impacto del elevado precio de la energía, que ha renovado el debate sobre el uso de la energía nuclear.

Tras meses de inestabilidad económica por la pandemia del coronavirus, la Comisión Europea quiere una respuesta rápida y conjunta para suavizar el impacto de las alzas de precios, especialmente entre quienes viven en la pobreza o tienen ingresos bajos.

El aumento mundial del precio de la energía es una preocupación seria para la UE. A medida que salimos de la pandemia e iniciamos nuestra recuperación económica, es importante proteger a los consumidores vulnerables y apoyar a las empresas europeas", afirmó la comisaria de Energía, Kadri Simson.

Para ayudar a los consumidores, la Comisión propuso a los países que ofrezcan ayudas a través de bonos o faciliten el aplazamiento del pago de las facturas o permitan abonos parciales, que se podrían financiar con los ingresos del bloque. Además, recomendó a los gobiernos que introduzcan salvaguardas para evitar cortes en el suministro y que apliquen rebajas fiscales y ayuden a ciertas empresas o industrias.

La Comisión dijo que también quiere medidas a largo plazo para preparar a la UE para posibles cambios de precio similares, incluyendo la aceleración de la inversión en energía renovable y el aumento de la capacidad de almacenamiento energético. De acuerdo con las autoridades comunitarias, el bloque en conjunto tiene actualmente capacidad para almacenar más del 20% de su consumo anual de gas, pero no todos los socios tienen infraestructura para ello.

Siguiendo una propuesta reciente de España, la Comisión dijo que considerará desarrollar un programa conjunto de compra para las reservas de gas. La UE tiene una fuerte dependencia del gas importado, especialmente desde Rusia.