Lava del volcán de La Palma obliga a evacuar a 800 personas

Cientos de residentes en la isla española de La Palma se despertaron el miércoles temiendo por sus casas y propiedades luego de que un nuevo río de lava de un volcán en erupción amenazó con engu...

Cientos de residentes en la isla española de La Palma se despertaron el miércoles temiendo por sus casas y propiedades luego de que un nuevo río de lava de un volcán en erupción amenazó con engullir otro vecindario en su posible ruta hacia el Océano Atlántico.

Las autoridades insulares ordenaron el martes la evacuación de unas 800 personas de una parte de la localidad costera de Los Llanos de Aridane después de que la colada adoptó un nuevo curso que dejó sus viviendas en el punto de mira.

Alrededor de 6.000 personas habían sido desalojadas de la zona en las horas previas al inicio de la erupción el pasado 19 de septiembre, cuando sus casas y campos quedaron directamente en la trayectoria de la primera lava que emanó el volcán.

Desde entonces no se habían decretado nuevas evacuaciones. Pero el martes, los vulcanólogos que asesoran a las autoridades hallaron un nuevo río de lava al norte de la colada principal tras una escisión, que se encaminaba a una zona habitada fuera de lo que era la zona de evacuación.

Una parte del barrio ya estaba evacuado, pero ahora conforme como ha ido evolucionado la colada se ha considerado necesario evacuar esta zona concreta", dijo la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, María García, a la televisora estatal TVE.

Los residentes en el vecindario de La Laguna tuvieron unas horas para recoger sus pertenencias más valiosas y partir. Los voluntarios ayudaron al personal de una escuela próxima a salvar los materiales educativos, mientras otros llenaban autos y camiones con muebles.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, viajará a la isla el miércoles. Es su cuarta visita a la zona desde el inicio de la erupción.

La Palma forma parte de las Islas Canarias, un archipiélago en el Océano Atlántico ubicado al noroeste de ífrica que vive del cultivo del plátano y el turismo.

Hasta el momento, la lava ha destruido más de 1.400 inmuebles, incluyendo viviendas, granjas y otras estructuras, y cubrió 656 hectáreas (1.621 acres), de las cuales 90 (más de 200 acres) estaban dedicadas al cultivo de plátanos. No se han registrado daños personales.