Macron devela plan económico de 30.000 millones de euros

El presidente francés Emmanuel Macron develó el martes un plan económico quinquenal de 30.000 millones de euros (35.000 millones de dólares) para estimular la innovación en la tecnología, la ind...

El presidente francés Emmanuel Macron develó el martes un plan económico quinquenal de 30.000 millones de euros (35.000 millones de dólares) para estimular la innovación en la tecnología, la industria y la construcción de reactores nucleares, vehículos eléctricos y aviones menos contaminantes.

El objetivo del plan es estimular el crecimiento económico de Francia en la próxima década, en momentos de gran competencia con China y Estados Unidos, indicó Macron. Los desembolsos comenzarán el año venidero, añadió.

Si nosotros los europeos, y especialmente nosotros los franceses, queremos escoger nuestro destino, será indispensable que ganemos... la batalla por nuestra independencia y por mejores condiciones de vida, expresó el mandatario.

El plan incluye inversiones de 8.000 millones de euros (9.200 millones de dólares) en tecnologías que ayuden a reducir la emisión de gases.

Macron afirmó que ese presupuesto será destinado a la construcción de reactores nucleares pequeños, en un país que depende en un 70% de la energía nuclear para su electricidad.

La Unión Europea acordó hace dos años usar la energía nuclear en su plan de hacer que su economía esté libre de emisiones de carbono para 2050, otorgando a cada país el poder de decidir cómo distribuir esa tecnología en sus fuentes de energía.

El tema, sin embargo, ha causado controversia a lo interno del bloque de 27 naciones. Alemania y otros países insisten en que la energía nuclear no debe ser incluida en el plan porque requiere minería y el almacenamiento de desechos radiactivos.

En el anuncio del martes, Macron prometió que para el 2030 Francia será líder en la industria del hidrógeno, un tipo de energía que no emite dióxido de carbono y que puede ser usado en industrias como la del acero y la manufactura de sustancias químicas.

También, el plan contempla la inversión de 4.000 millones de euros (4.600 millones de dólares) para la fabricación de unos 2 millones de vehículos eléctricos o híbridos para fines de esta década.