Irlanda advierte sobre negociaciones del Brexit

Irlanda advirtió el domingo que las demandas británicas podrían ocasionar un colapso en las relaciones con la Unión Europea, días antes de que se lleven a cabo negociaciones sobre las condiciones...

Irlanda advirtió el domingo que las demandas británicas podrían ocasionar un colapso en las relaciones con la Unión Europea, días antes de que se lleven a cabo negociaciones sobre las condiciones del Brexit.

El ministro de exteriores de Irlanda, Simon Coveney, puso sus declaraciones en Twitter luego de que el ministro británico a cargo del Brexit reiteró su insistencia de que la Corte Europea de Justicia no debe supervisar la implementación del acuerdo.

Coveney calificó dicha posición como una línea roja que entorpecerá el diálogo.

¿Quiere realmente (el gobierno del Reino Unido) avanzar con el acuerdo o un colapso en las relaciones?, escribió el ministro.

La Comisión Europea presentará en los próximos días sus propuestas para resolver el escollo de la frontera de Irlanda del Norte, el único integrante del Reino Unido que tiene una frontera terrestre con la Unión Europea. El gobierno británico ha tratado de renegociar parte del Brexit que concierne a las inspecciones aduaneras de productos comercializados en la frontera terrestre entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Las normas buscan garantizar que el libre flujo de productos en el mercado común siga ateniéndose a los estándares europeos manteniendo también abierta la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, un pilar de los acuerdos de paz. Sin embargo, las revisiones han enojado a los unionistas irlandeses, quienes denuncian que las revisiones debilitan los lazos con el resto del Reino Unido y dificultan el intercambio comercial.

El rol de la Corte Europea de Justicia en Irlanda del Norte y la consecuente incapacidad del gobierno del Reino Unido de implementar los sensibles arreglos del protocolo de manera razonable han creado un profundo desequilibrio en el mecanismo del protocolo, declaró el negociador británico David Frost en un discurso el sábado en Lisboa. Sin acuerdos nuevos en esta área, el protocolo jamás tendrá el apoyo que necesita para sobrevivir.